Compromís vuelve a pedir una comisión para amarrar el pacto en Paterna

La formación echa de nuevo en cara al PSPV la destitución de su asesor por el «decretazo del alcalde» y sus «descalificaciones» a su gestión de gobierno

M. COSTA

paterna. Nada más terminar las fiestas, parece que la tensión ha vuelto a los pasillos del Ayuntamiento de Paterna. Compromís per Paterna volvió a exigir ayer a su socio de gobierno socialista la convocatoria de una comisión de seguimiento del acuerdo del Batà para que las relaciones entre ambos vuelvan a la normalidad. El objetivo es «intentar poner una solución definitiva a los problemas que más han agravado la relación en el gobierno».

Loles Ripoll, portavoz municipal de Compromís, señaló que «después de la anterior negativa por parte del PSPV a realizarla, hace un mes, pretendemos que esta vez sí se pueda realizar la reunión y que se pueda restablecer la normalidad definitivamente para poner punto y final a una situación que no beneficia a nadie».

Compromís envió ayer esta nueva convocatoria, por segunda vez en el último mes, a su socio de gobierno, para poner «encima de la mesa las deslealtades que han generado su malestar».

Las declaraciones realizadas «por parte del alcalde cuestionando nuestro trabajo al equipo de gobierno, la destitución de uno de nuestros asesores por el 'decretazo' del alcalde, las manifestaciones del alcalde apoyando a Puerto Mediterráneo en nombre de todo el equipo de gobierno y la descalificación por parte del PSPV de nuestra regidora de Participación Ciudadana afirmando que conocía el presupuesto desde el mes de marzo, una cuestión falsa rotundamente». Para la formación estos son motivos «más que suficientes» para realizar esta reunión de seguimiento del pacto, un pacto que desde Compromís «defendemos, pero que, a falta de una mejor explicación, pensamos que se quiere romper por parte de los socialistas», destacó Ripoll.

La formación quiere «dar ya una solución definitiva a la crisis con nuestro socio de gobierno, por eso pedimos al alcalde el cese inmediato de las actuaciones descalificando a Compromís y el restablecimiento del clima de confianza y lealtad indispensable entre socios de gobierno, así como la restitución inmediata del asesor destituido unilateralmente por el alcalde». Según Ripoll, «estamos seguros que el PSPV entiende que lo mejor para Paterna es restablecer de nuevo la normalidad».

Para Compromís, el pueblo sabe «el buen trabajo que estamos realizando en las áreas donde estamos trabajando, muestra de esto es que hemos continuado trabajando a pesar de la tensión generada por los socialistas y las declaraciones hechas por el alcalde en las últimas semanas». Por eso esperan que esta reunión «sea el punto y final de toda esta situación y se pueda continuar con el trabajo que se vendía desarrollando, que no es otro que trabajar para cumplir nuestro compromiso, mejorar la vida de las paterneras y los paterneros».

Fuentes del PSPV señalaron ayer que «hasta que no se aprueben los presupuestos, que es lo más importante en estos momentos, no nos sentaremos a hablar de nada más. La destitución forma parte del pacto. Ellos sabrán por qué vuelven a tensionar una situación que estaba en vías de solución y con un calendario de participación aprobado».

Fotos

Vídeos