Compromís per Torrent pide informes de la recogida de animales

La formación advierte que la adjudicataria está siendo investigada por «presunto maltrato» y convoca al Consell de Bienestar Animal

A. DASÍ T ORRENT.

Tras la denuncia, por parte de una protectora, contra la empresa gestora de la recogida de animales en Torrent, ubicada en Vinaròs, por «presunto maltrato animal», que está siendo investigada por el Seprona de la Guardia Civil, el grupo municipal de Compromís ha solicitado con «carácter de urgencia» la convocatoria de una sesión extraordinaria del Consell Municipal de Convivència, Defensa i Protecció dels Animals, «al amparo de su reglamento».

Además, han pedido el registro de entrada y de salida de los animales recogidos de Torrent desde el inicio del contrato, con los correspondientes informes veterinarios de la empresa y «para contrastar la información», su portavoz, Pau Alabajos, ha exigido que se aporten «las intervenciones de la Policía Local en materia de animales abandonados y todos los avisos que han dado a la empresa para la recogida».

El objetivo de esta convocatoria, según explica Alabajos es el de «informar al Consell sobre el contenido de la denuncia presentada, analizar los hechos y entregar la documentación conveniente que sea de interés para sus miembros», y también pretende «emitir, en su caso, los dictámenes oportunos que sirvan para tomar las medidas que sean necesarias en materia de protección animal».

Las protectoras locales, han advertido en diversas ocasiones del «supuesto incumplimiento» por parte de la empresa del sacrifico cero exigido en el convenio firmado con el Ayuntamiento. Durante este tiempo, y en respuesta a a esta advertencia, la administración local ha solicitado los informes pertinentes a la mercantil. El grupo municipal Ciudadanos también se hizo eco de estas quejas.

Esta situación provocó las desavenencias entre los representantes de las asociaciones y del Ayuntamiento que hizo que estos abandonaran la última sesión del Consell de Bienestar Animal, antes de que concluyera. Además, las quejas de las protectoras se centran en que los animales que se recogen de la ciudad tienen que recorrer una distancia de 160 kilómetros hasta llegar a su destino en la sede de la empresa que está ubicada en Vinaroz.

En septiembre finaliza el convenio con esta mercantil y el Consistorio deberá plantearse si lo amplía con una prorroga o licita de nuevo este servicio.

Fotos

Vídeos