Compromís pide que Torrent asuma la deuda de Nous Espais en su presupuesto

La sede de la empresa pública de Torrent Nous Espais. / lp
La sede de la empresa pública de Torrent Nous Espais. / lp

La formación presentará una moción para reclasificar los 2,5 millones de euros de la empresa pública porque se financia de ingresos municipales

ADA DASÍ

torrent. Compromís per Torrent presentará una moción para reclasificar la deuda de la empresa pública Nous Espais que, según explican asciende a 4,5 millones de euros, porque «se financia de fondos públicos y no de ingresos de mercado». Esta fue una de las razones para que la formación emitiera su voto en contra a la aprobación de la liquidación del presupuesto de 2016 en el último pleno extraordinario.

Desde Compromís apuntan que la alegación presentada a la cuenta anual referida a la deuda de Nous Espais, no ha sido aceptada «por falta de voluntad política y no por cuestiones técnicas». «Esto representa unos 2'5 millones de euros que, aproximadamente, tendrían que incrementar la deuda financiera del Ayuntamiento», señaló su portavoz, Pau Alabajos.

Alabajos matizó que «no lo decimos nosotros, lo dice el artículo 4 del Real decreto 1463/2007 que desarrolla la Ley 18/2001 de Estabilidad Presupuestaria aplicable a las Entidades Locales del Estado». Por ello, instó al gobierno socialista a «no parapetarse detrás del hecho que el Ministerio de Hacienda no hubiera comenzado de oficio la revisión de la deuda de Nous Espais».

En este sentido, el portavoz alegó que el Ayuntamiento «es bien consciente de esta situación desde que se cambiaron los estatutos de la Sociedad hace dos legislaturas, primero otorgándole las competencias de la jardinería municipal y posteriormente el mantenimiento de las escuelas de Torrent». Esto implica, según Alabajos, que «la actividad de Nous Espais ya no se financia del mercado, como cualquier empresa, sino del propio ayuntamiento, con lo cual su deuda también le tendría que ser computable».

Desde Compromís no entran a valorar el hecho que «el gobierno estatal no haya comenzado esta revisión de la deuda, entre otras cosas porque se desconocen los datos que obran en el Ministerio de Hacienda así como la casuística de sus actuaciones», pero «cualquier administración pública tiene la obligación de iniciar los mecanismos de la revisión de oficio para corregir las situaciones anómalas, hecho que no se ha producido bajo ninguno de los gobiernos municipales hasta la fecha».

Por su parte, el concejal de Hacienda, Andrés Campos, explicó durante el pleno que en la empresa pública «se ha hecho un importante ejercicio de austeridad» y que la reclasificación de la deuda «no es competencia del Ayuntamiento sino del Ministerio que hace la revisión cada cinco años».

Campos señaló que el endeudamiento de Nous Espais «se reduce con la venta de viviendas que se está haciendo de forma regular y esperamos que se reactive el sector». Además, advirtió que si el Ayuntamiento asumiera cifra de los 2,5 millones en la que está fijada «el endeudamiento municipal seguiría sin superar el 71%» que se ha marcado como objetivo el equipo de gobierno.

El edil remarcó que se han aceptado cuatro alegaciones a la liquidación de Guanyar y 28 de las 32 de Compromís, aunque ambas formaciones hicieron referencia al pacto de investidura firmado por los tres partidos. Compromís advirtió que «mantendremos la alerta» e insistió en hacer «una auditoria contable», mientras que el portavoz de Guanyar, Jaume Santonja, pidió «sentarse a dialogar para crear políticas más cercanas a las personas».

Fotos

Vídeos