La Coma, en «territorio de nadie»

Batucada reivindicativa de los vecinos de La Coma este verano. / lp
Batucada reivindicativa de los vecinos de La Coma este verano. / lp

Los vecinos critican que el barrio lleva «35 años sin recepcionarse» por el mal estado de sus dotacionesLos residentes piden a todas las Administraciones que aceleren los programas de ayuda para atajar el paro y la situación «al límite» de las familias

MARINA COSTA PATERNA.

Los vecinos de La Coma lamentan estar en territorio «de nadie durante 35 años, que es el tiempo en el que el barrio está sin recepcionar, lo que afecta al mantenimiento y al estado de todas sus instalaciones. Mientras no se firme la recepción por parte del Ayuntamiento y la Generalitat, esto quiere decir que el barrio no está en las condiciones necesarias y deseables, tal y como debería de estar. Esa es la realidad que vivimos día tras día».

El presidente de la Asociación de Vecinos y Entidades del Barrio de La Coma, Juan Cantero, denunció ayer que «pese a la gravedad en la que se encuentra esta zona, se ha aplazado la comisión mixta, que es el foro que debe resolver una situación que no vemos que mejore».

Para el representante vecinal, las distintas Administraciones «no están cumpliendo con el plan de normalización que ellas mismas aprobaron. La representante Mónica Oltra, por ejemplo, en un vídeo antes de las elecciones hizo promesas que no se están cumpliendo y los vecinos ya hemos esperado bastante durante mucho tiempo. Queremos resultados».

El desempleo en La Coma sigue siendo el problema más acuciante. «Estamos en un 85% de paro, hay miles de familias que están al límite de sus posibilidades. No podemos esperar mucho más». «Seguimos sin un supermercado para abastecer a la población, el último cerró hace meses. La escuela taller sigue cerrada y faltan ofertas lúdicas y deportivas para jóvenes, Sanidad nos prometió un médico más que no llega y hay falta de conexiones. Necesitamos que el autobús que va a La Fe tenga también una parada en el barrio». Un retén 24 horas para reforzar la vigilancia y atajar problemas de convivencia en el barrio y un servicio de urgencias son otras de las peticiones reclamadas por los vecinos para «disponer de una barriada en condiciones y con medios, como cualquier otra».

La reforma de las viviendas que está acometiendo la Generalitat «vemos que avanza pero va demasiado despacio para las necesidades inmediatas que existen ahora mismo para muchas familias porque no tienen un techo. La pobreza infantil es otro problema muy grave, hay niños que arrastran muchas carencias».

Los residentes reclaman la puesta en marcha de un plan de choque urgente para desatascar todas estas cuestiones. «Se ha dado un paso atrás muy severo en la integración de familias trabajadoras arrojadas a la pobreza. El barrio se ha empobrecido. Por eso necesitamos una actuación integral de todas las administraciones implicadas y que se trabaje de lleno en todas las áreas, en vivienda, empleo, educación, sanidad y convivencia».

Por su parte, el concejal de Servicios Sociales y portavoz de Compromís, Juanma Ramón, explicó ayer que efectivamente «nunca se ha hecho esa recepción, lo que confirma la dejadez que ha habido por parte de los distintos gobiernos de la Generalitat hasta ahora. Este hecho impide al Ayuntamiento poder hacerse cargo del mantenimiento. Desde el departamento de Urbanismo ya se ha iniciado el expediente para acometer este proceso aunque para ello la Conselleria tiene que realizar un inventario y efectuar diversas mejoras en dotaciones, iluminación y aceras».

Respecto a la comisión mixta, «en breve, en el mes de diciembre, se fijará la fecha para la convocatoria». «Las necesidades del barrio son grandes y se está trabajando desde todos los departamentos para mejorar su situación pero hay problemas estructurales que necesitan tiempo y procesos que no se pueden realizar tan rápido como nos gustaría a todos».

Desde la Conselleria de Vivienda se está realizando «un gran esfuerzo económico para acometer la rehabilitación de pisos. Cuando llegamos nos encontramos con más de 200 vacíos y en un estado verdaderamente lamentable».

Fotos

Vídeos