La Coma podrá ir al supermercado por fin

Las instalaciones del último supermercado, tras el cierre. / lp
Las instalaciones del último supermercado, tras el cierre. / lp

Con una inversión de casi un millón de euros, la nueva superficie evitará que los vecinos tengan que desplazarse varios kilómetros para comprar alimentos básicos Las dificultades del barrio han retrasado proyectos alternativos tras el cierre de la última instalación

MARINA COSTA PATERNA.

Los vecinos del barrio de La Coma están de enhorabuena porque volverán a tener un supermercado próximo al que ir a comprar productos básicos, casi un año después del cierre de la última y única superficie comercial que quedaba abierta.

La clausura del último 'superet' dejó a los residentes sin alternativa. Para comprar productos básicos «hay que salir fuera del barrio y desplazarse varios kilómetros para llegar a la superficie comercial más cercana. Está a tres paradas del tranvía y hay mucha gente mayor y sin vehículo propio que no puede desplazarse, si no es con ayuda de otros vecinos. Se trata de una noticia muy buena, la mejor que nos han dado en mucho tiempo. Nos lo comunicaron en la última junta de barrio y estamos deseando que abra lo antes posible este nuevo supermercado», explicó ayer la presidenta de la Asociación de Vecinos de La Coma, Maruja Morales.

La última instalación cerró sus puertas «por varios motivos, es verdad que se producían bastantes robos, pero casi como en todos los establecimientos, pero lo cierto es que el servicio tampoco era demasiado bueno. Al final se traían productos que no estaban en buen estado», destaca la representante.

El Ayuntamiento remodelará los locales del antiguo mercado para ubicar aulas de formación

Este nuevo proyecto será de amplias dimensiones. Según ha podido saber este diario, el futuro supermercado ocupará más de mil metros cuadrados y dispondrá de un amplio aparcamiento. Dicha superficie comercial estará situada en una parcela muy próxima al Monasterio de Santa Catalina, en concreto, en la calle Sueca. Una vez concedida la licencia, la duración de las obras podría rondar los seis meses, así que es probable que La Coma pueda estrenar supermercado a finales de este año.

La inversión prevista roza el millón de euros. Si bien, quedaría por perfilar el asunto de los accesos para facilitar la entrada a esta nueva zona comercial, que daría servicio a La Coma y Mas del Rosari, además de a otras zonas residenciales próximas.

Más de medio año ha tardado en perfilarse un proyecto alternativo. Las dificultades que arrastra el barrio de acción preferente han hecho más compleja la materialización de un proyecto. De hecho, durante bastante tiempo sólo funcionó un único supermercado en La Coma que acabó cerrando sus puertas para disgusto de muchos vecinos.

El Ayuntamiento acaba de poner en marcha la reforma para habilitar los bajos situados en el edificio del antiguo mercado, donde se encontraba precisamente esta instalación. El Consistorio remodelará dicho espacio para instalar aulas de formación para los vecinos. Para llevar a cabo las reformas, que finalizarán en mayo de este año, se ha destinado una partida de 114.295 euros.

Las nuevas dependencias, que estarán adscritas al área de Servicios Sociales, contarán con un aforo máximo de cien personas y estarán equipadas con todo el material necesario para el desarrollo de las clases y talleres.

De este modo, según el proyecto municipal, se crearán cuatro aulas, una de 58 metros cuadrados, dos de 67 y una más grande de 111 metros cuadrados.

Por otro lado, y dentro del apartado de mejoras para el barrio, el Ayuntamiento de Paterna, a través del área de Deportes y con la colaboración de la Fundación para la Promoción del Deporte Local de Paterna, ha ampliado la dotación de material del centro deportivo municipal.

Tal y como ha explicado el concejal de Deportes, José Manuel Mora, «hemos ampliado toda la maquinaria y material de tonificación para dar respuestas a las necesidades de los usuarios de esta instalación deportiva».

Fotos

Vídeos