Una colisión entre tres vehículos colapsa durante dos horas el tráfico en Valencia

Cola de vehículos, ayer, en el puente Nou d'Octubre. / lp
Cola de vehículos, ayer, en el puente Nou d'Octubre. / lp

El siniestro en el puente de Picanya se saldó sin víctimas, pero causó colas de cinco kilómetros y congestionó numerosas calles de la ciudad

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Como una trampa. Una colisión entre tres vehículos registrada en el puente de Picanya acabó ayer atenazando la fluidez del tráfico en buena parte de Valencia. Cientos de conductores quedaron atrapados o sufrieron considerables retrasos en sus desplazamientos matutinos por culpa de la congestión, que duró unas dos horas, según indicaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Valencia.

El accidente se produjo pocos minutos antes de las ocho de la mañana, en el kilómetro 0,500 de la CV-36, todavía en término municipal de Valencia y en sentido de salida de la ciudad. Según fuente de la Policía Local, se vieron involucrados tres vehículos en un impacto sin víctimas, pero con importantes daños materiales. El siniestro se produjo en una hora punta de desplazamientos laborales, y su un efecto dominó acabó repercutiendo tanto el tráfico urbano como en la circulación de la CV-36, que enlaza Valencia y Torrent.

Según Tráfico, en la carretera se formaron cinco kilómetros de retenciones en sentido de entrada a Valencia. Aunque ninguno de los vehículos obstaculizó este sentido de la vía, las colas se atribuyeron al denominado efecto 'mirón', que hace que los conductores reduzcan la velocidad para curiosear.

El tapón se extendió desde Archiduque Carlos a Tres Cruces, la avenida del Cid y hasta Pío Baroja

Sobre las ocho de la mañana, la Sala de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento alertó de congestiones en Archiduque Carlos, Tres Cruces, Avenida del Cid o los accesos a Nou d'Octubre en sus dos sentidos. La circulación se tornó densa en Pío Baroja y también en la V-31 (Pista de Silla), de acuerdo con las fuentes municipales.

Ante semejante caos, hasta las grúas que debían retirar los vehículos accidentados tuvieron serios problemas para acceder al Puente de Picanya. Según fuentes de la Policía Local, la zona quedó despejada en torno a las 9.15 horas. Pero Tráfico aseguró que las retenciones en la vía afectada se prolongaron durante una hora más.

Otro accidente volvió a complicar la circulación en Valencia a las 11.45 horas. Un choque entre dos coches en Llano de Zaidía se saldó con una mujer herida. La víctima sufrió un golpe en la cabeza y fue evacuada al Hospital Arnau de Vilanova.

La CV-36 es una de las principales vías rápidas de desplazamientos de los vehículos procedentes de la comarca, especialmente para municipios como Torrent o Paiporta.

Fotos

Vídeos