El Club Náutico amenaza con no abandonar Port Saplaya sin una orden judicial

Una actividad del club náutico, con Port Saplaya de fondo. / lp
Una actividad del club náutico, con Port Saplaya de fondo. / lp

La junta directiva acuerda no abandonar las instalaciones «de manera voluntaria» y piden al Ayuntamiento «que rectifique» su postura

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

La dirección del Club Náutico de Port Saplaya ha acordado «no abandonar sus instalaciones en la marina de Alboraya si un juez no lo ordena a través de una orden de desahucio». La entidad responde así a la resolución del alcalde del municipio, Miguel Chavarría, enviada el pasado marzo, comunicando al club «la intención del Ayuntamiento de Alboraya de no prorrogar el contrato de cesión de las instalaciones del puerto Deportivo de Port Saplaya formalizado en fecha 1 de junio de 1986», así como también «la rescisión del contrato de arrendamiento del local de negocio de las instalaciones del puerto deportivo».

En esta línea, los representantes subrayaron a este periódico que seguirán «con su actividad habitual en las instalaciones de la marina» y reivindicaron «la existencia del Convenio de Colaboración entre el Ayuntamiento de Alboraya y el Club Náutico de 14 de Marzo del 2008 aprobado por el pleno municipal y en vigor, por el que se nos ceden unas instalaciones hasta que haya una nueva concesión del puerto».

«Esto no es una actitud de rebeldía», subrayaron desde la agrupación, «pero lo que no nos vamos a ir es de manera voluntaria porque el alcalde lo ordene mediante una ejecución administrativa, sin que el asunto pase por el pleno o por Egusa, que es la encargada de gestionar el puerto».

La entidad denunció «el bloqueo del Consistorio al no concederle licencias de actividad en la playa»

«No somos okupas, pero si un juez no lo ordena no vamos a dejar las instalaciones, aunque venga la Policía Local a echarnos», aseveraron desde la dirección del club, los cuales pidieron a Chavarría «que rectifique en sus actuaciones». «Seguimos esperando una reunión con él desde hace meses, pero nadie del Ejecutivo se ha puesto en contacto con nosotros, salvo para enviarnos la resolución», aclararon.

De igual manera, lamentaron «el bloqueo que el Consistorio está realizando a este organismo» y criticaron que «recientemente hayamos tenido que cancelar una actividad para 115 niños porque no nos han dado la licencia de actividad para ocupar la playa, tal y como hemos hecho otros años». Asimismo, apuntaron que «hay varias empresas y colegios pendientes de las licencias para este verano».

Desde el Consistorio ya manifestaron a este periódico que dicha resolución había sido «la única vía que los servicios jurídicos del Ayuntamiento han encontrado para renovar el convenio, ya que llevamos intentando sentarnos a hablar con el club desde hace más de seis años y ha sido imposible». Por su parte, desde el club rechazaron que «se hubiese convocado en ningún momento al comité de seguimiento del convenio».

Fotos

Vídeos