Cerca de 200 personas protestan en Torrent contra el decreto de plurilingüísmo de Marzà

Un instante de la manifestación organizada ayer en Torrent contra el decreto lingüístico del Consell.
Un instante de la manifestación organizada ayer en Torrent contra el decreto lingüístico del Consell. / irene marsilla

Padres, partidos políticos y plataformas en defensa del castellano toman la avenida del Vedat «por la convivencia de las dos lenguas oficiales en las escuelas de la Comunitat»

DANIEL NAVARRO TORRENT.

Familias de todos los centros educativos de Torrent llevaron a cabo ayer una protesta contra el decreto de plurilingüísmo de la Generalitat, que el conseller de Educación, Vicent Marzà, mantiene vigente a pesar de haber sido paralizado de manera cautelar por el Tribunal Superior de Justicia.

El encuentro, que estuvo respaldado por la Asociación para la Defensa del Castellano en la Comunitat Valenciana y la Plataforma contra el Decretazo, se inició a las 20 horas en la plaza de Bisbe Benlloch y finalizó en el mismo espacio, discurriendo por la avenida del Vedat.

Los organizadores de la cita, a la cual acudieron representantes de varias formaciones políticas como el Partido Popular, Ciudadanos y Vox; aseguraron que la protesta «no era un movimiento político» y subrayaron que eran los padres y las madres y el pueblo de Torrent «los que no pararemos hasta que el decreto lingüístico del Consell sea derogado en su integridad».

«Tenemos que defender a nuestros hijos y por ello es nuestro derecho elegir la lengua vehicular en su educación y no vamos a consentir que la Generalitat nos lo quite. En la Comunitat siempre hemos convivido hablando en valenciano y castellano y nos ha ido muy bien, hasta ahora», manifestaron los portavoces del encuentro durante la lectura de un manifiesto.

Los afectados exigieron que «en los colegios sean oficiales las dos lenguas y convivan allí también. No se puede discriminar a los niños por querer expresarse en su lengua materna, ya sea castellano o valenciano». Igualmente, recordaron que «en el 80% de los colegios públicos de Torrent se eliminarán la líneas en castellano progresivamente y en septiembre desaparecerán por completo las clases en castellano en los centros de infantil».

Las familias hicieron un llamamiento al Gobierno de España y a los tribunales para «que hagan cumplir la ley» y criticaron que los representantes del Consell quieran «cometer una ilegalidad al no acatar la orden del TSJ».

La edil del Partido Popular, Amparo Folgado, aseguró que «ha querido estar en la manifestación para apoyar a los padres y defender la libertad educativa, tanto en la libre elección de centro, como en la libertad de la lengua vehicular que ellos decidan».

«Estamos en contra de la imposición de ninguna lengua sobre otra, creemos que debe garantizarse el derecho a recibir la educación tanto en castellano como en lengua valenciana, que son las dos lenguas cooficiales», criticó la concejala y denunció que «el tripartito en el Ayuntamiento de Torrent y en la Generalitat, está utilizando la educación como espacio de adoctrinamiento e imposición ideológica, acabando con la libertad».

Folgado denunció que «estamos asistiendo al mayor ataque a la libertad educativa que hemos conocido en la Comunitat Valenciana» y advirtió que todas las acciones de Educación «van orientadas a copiar el modelo implantado en Cataluña».

Desde Ciudadanos recalcaron «que nunca en la historia de la educación en la Comunitat Valenciana hemos tenido que asistir a un curso donde todavía no sabemos qué puede ocurrir a menos de 2 meses vista» y denunciaron que «Marzà al incentivar el valenciano con más horas lectivas de inglés estaba atentando contra la igualdad de condiciones de dos lenguas».

Asimismo, plantearon que «al menos un 50% de los centros escolares de Torrent tengan una línea en castellano» y lamentó que «haya estudiantes a los que se les va a cambiar la línea lingüística en sexto de primaria.

Más

Fotos

Vídeos