Una capa de algas inunda el puerto de Port Saplaya en plena temporada estival

Estado actual de la zona de amarres en Port Saplaya, llena de algas. / lp

El Ayuntamiento achaca la situación a las elevadas temperaturas y el grupo popular denuncia «el abandono de uno de los principales barrios turísticos de Alboraya»

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

Las algas han tomado el puerto de Port Saplaya. La estampa veraniega en la dársena interior de la popularmente llamada 'Venecia valenciana' luce poco idílica ante la aparición de montones de vegetales marinos entre los vehículos náuticos que están amarrados en la dársena.

La situación comienza a sembrar el malestar entre los vecinos de esta zona residencial, no solo por la imagen de abandono que presenta este distrito costero, sino también por los «malos olores» que hay en la urbanización, donde se multiplica el número de residentes en plena temporada estival.

Así lo denunció el concejal del grupo popular, Modesto Martínez, que criticó «el estado de abandono generalizado en el que se encuentra el barrio de Port Saplaya por parte del Equipo Local». En esta línea, el representante criticó que «la zona de amarres esté completamente cubierta por una capa de suciedad, fruto de la falta de cuidado por parte del Consistorio».

El edil recordó que «representantes del Ejecutivo defendieron hace unos días los esfuerzos que se llevan a cabo para cuidar el barrio y además hicieron hincapié en la apuesta que se hace por el turismo en la localidad. A la vista está que no es así, cuando uno de los focos turísticos de Alboraya están llenos de suciedad».

Desde el Ayuntamiento achacaron el reciente problema a las altas temperaturas. «No es una cuestión de suciedad», señaló la teniente de alcalde en el Consistorio, Ana Bru. «La zona está cuidada pero en el fondo de la dársena se va acumulando la vegetación con el paso del tiempo, y cuando sube la temperatura del agua, estos restos marinos salen a la superficie», detalló la representante.

«Como venimos encadenando días de mucho calor y el agua está más caliente, las algas llevan presentes varios días», manifestó la concejala socialista, que aseguró que «la limpieza en Port Saplaya es constante y, por eso, en el agua no se ve flotando basura, solo hay restos vegetales».

Bru subrayó que «en una situación normal solemos pasar una máquina por la zona que va recogiendo todas estas algas y limpiando el agua del espacio náutico para que no se vea así, pero hay una falta puntual de personal en estos momentos, debido a la baja de un operario, y no llegamos a todo», lamentó la representante, que recalcó que «se hace lo que se puede».

No obstante, el edil popular recordó que «no es solo un problema del agua. Hay muebles abandonados por las esquinas y electrodomésticos y hasta carritos de la compra llenos de trastos».

En esta misma línea, se mostró también la presidenta de la Asociación Cívica y Cultural de Port Saplaya, Celesta Juan, que apuntó que «ningún verano ha pasado esto en el barrio y siempre ha hecho calor». De acuerdo con la portavoz, «esto es consecuencia de una falta de mantenimiento en el embarcadero, ya que desde que la gestión es municipal no se ha llevado a cabo ninguna intervención de limpieza, salvo en la zona de entrada y salida, ya que es obligatorio».

«No es de rigor que una zona donde concurren tantos barcos esté en estas condiciones», lamentó la representante que advirtió de que «esto puede convertirse en un foco de mosquitos o cualquier otra plaga si no se ataja rápidamente».

La residente exigió «que se hagan análisis en el agua y a la vegetación, para saber exactamente a que se debe este fenómeno, ya que no sabemos que tipo de gérmenes pueden estar proliferando a las puertas de las viviendas».

Igualmente, censuró que «el Ayuntamiento promocione el barrio como turístico cuando tiene toda la jardinería de la dársena sin reponer y que haya zonas donde la basura se acumula, ante la falta de efectivos, especialmente en la temporada de verano, porque los refuerzos no se organizan de manera correcta».

«Ni siquiera hay zonas para juegos infantiles, y las pocas que había en la zona norte de la playa las han retirado, sin ninguna intención de volver a reponerlas», detalló la vecina, que lamentó que «espacios emblemáticos, como la plaza Mayor, por la cual pasan una gran cantidad de vecinos diariamente, tengan un cuidado pésimo».

Fotos

Vídeos