Cañones de agua reciclada y barreras verdes blindarán el Parc Natural del Túria y La Vallesa

Presentación pública del proyecto, ayer en el Castell de Riba-roja. / lp
Presentación pública del proyecto, ayer en el Castell de Riba-roja. / lp

Riba-roja y Paterna presentan un proyecto pionero llevado a Europa para prevenir incendios con riegos monitorizados, depósitos y el rescate de un lago

MARINA COSTA VALENCIA.

Riba-roja y Paterna presentaron ayer un proyecto pionero en el que están trabajando conjuntamente para poner en marcha un sistema antiincendios con agua reutilizada para salvaguardar del fuego sus grandes pulmones verdes, el Parc Natural del Túria y La Vallesa.

Este proyecto, que ha solicitado ya fondos europeos para llevarse a cabo, prevé transformar las masas boscosas protegidas en un fortín que quede a salvo de las llamas, mediante el uso de agua reciclada a través de una red de cañones fijos y móviles (inicialmente se baraja la colocación de 18 entre los dos municipios), depósitos para acumular reservas hídricas en momentos de sequía y barreras verdes con vegetación que eliminarían los tradicionales y poco efectivos cortafuegos.

El Proyecto Guardian pretende mejorar la resiliencia a los incendios de las zonas boscosas que comparten ambas localidades, a través de la reutilización de aguas residuales procedentes de la estación depuradora Camp de Túria II para proteger estos enclaves protegidos y las viviendas existentes en el interfaz urbano-forestal.

A la presentación, que tuvo lugar ayer en el Castell de Riba-roja, asistió el alcalde, Robert Raga, su homónimo en Paterna, Juan Antonio Sagredo, el gerente de Hidraqua, Massimo Marras y la dirección del Parc Natural. El Proyecto Guardian se ha presentado a la III edición de las Urban Innovative Actions (UIA), una convocatoria que cuenta con fondos para apoyar medidas innovadoras en el ámbito del desarrollo urbano sostenible.

El proyecto, cuyo periodo de ejecución es de marzo de 2019 a marzo de 2022, tiene un coste total de 5,5 millones de euros, subvencionables al 80% con Fondos Feder de la UE. El resto contará con financiación de Riba-roja, Paterna, Hidraqua, Medi XXI, la Universitat de València, la Politècnica y Cetaqua. Raga destacó el trabajo inicial realizado por un estudiante de Agrónomos, que puso sobre la mesa esta iniciativa e incidió en la necesidad de proteger tanto el enclave natural como las zonas residenciales, como Els Pous, Valencia La Vella y Masía de Traver que lindan con el Parc Natural del Túria. «Seguiremos trabajando en la limpieza, conservación y adecuación del Parque, especialmente en el tratamiento de las cañas junto a la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria y el Parque Natural».Por lo que se refiere a Paterna, que aportaría al proyecto 700.000 euros también subvencionables al 80%, Juan Antonio Sagredo explicó que, entre otras actuaciones, se instalaría en la zona forestal paternera toda una red de suministro de aguas reutilizadas, dos depósitos de agua de 500 metros cúbicos y una red de hasta 9 cañones de agua en la zona perimetral de viviendas con el mayor riesgo en caso de incendios.

A este respecto, el primer edil paternero también ha anunciado que el proyecto contempla para su municipio «la recuperación del lago de La Vallesa como humedal, la ejecución de trabajos de Silvicultura Preventiva en el interfaz urbano forestal, con actuaciones sobre una superficie aproximada de 36 hectáreas, la ejecución de trabajos de vigilancia forestal en el bosque de La Vallesa y la reforma y mejora de la torre de vigilancia forestal».

Riba-roja y Paterna comparten la zona forestal de La Vallesa y el Parc Natural, que están sujetas «a un alto riesgo de incendio, con un alto impacto en términos de pérdidas de vida y daños materiales».

Fotos

Vídeos