Burjassot combatirá las inundaciones mediante sistemas para drenar la lluvia con vegetación

Burjassot combatirá las inundaciones mediante sistemas para drenar la lluvia con vegetación

El Consistorio trabaja con la Universidad en este proyecto pionero que arrancará en 2019 y en el que también participan Godella, Rocafort y Massarojos

DANIEL NAVARRO BURJASSOT.

El Ayuntamiento de Burjassot iniciará el próximo año la instalación de sistemas de drenaje sostenible en el municipio con el objetivo de combatir posibles inundaciones. Recientemente, miembros de la concejalía Medio Ambiente del Ayuntamiento de Burjassot y técnicos de la Oficina de Sostenibilidad Local del municipio mantuvieron una reunión con el grupo de climatología, desde el satélite de la Universitat de Valencia, el cual ha elaborado la primera fase de un estudio que refleja las zonas de mayor vulnerabilidad ante este tipo de problemáticas.

«En el caso de Burjassot tenemos un problema localizado en la parte baja del municipio, que coincide con el barrio de l'Almara. En este distrito había un barranco en el cual se acumulaba el agua de las lluvias, pero el hecho de haber urbanizado la zona y la construcción de diferentes infraestructuras como la Pista de Ademuz y las vías del tranvía, ha reducido considerablemente los puntos donde anteriormente el agua se drenaba de manera natural, lo que provoca inundaciones en temporadas de lluvia fuertes», explicó la concejala de Medio Ambiente, Lluna Àrias.

En esta línea, la edil defendió la importancia de emplear sistemas de drenaje sostenible contra este tipo de incidencias «Antes se buscaba canalizar el agua de la lluvia, pero las investigaciones actuales muestran que para combatir el cambio climático se deben emplear métodos sostenibles que devuelvan el agua a los acuíferos para impedir que se sequen, o que se contaminen, algo que es muy peligroso, especialmente en las zonas de huerta». «Con este tipo de iniciativas se podría absorber agua de lluvia, reduciendo el caudal en las zonas bajas y evitando así los encharcamientos», recalcó Àrias.»

El Ayuntamiento apuesta por colocar cunetas verdes, jardines de biorretención y pavimento permeable

Aunque el equipo de la Universitat se encuentra ahora realizando la segunda fase de este estudio, el cual reflejara en que zonas es más necesaria y viable la colocación de dichos sistemas, la responsable recordó que «aquellos métodos que incluyen infraestructuras con vegetación son más rápidos de colocar, más eficientes y más baratos».

Sobre la mesa hay varias opciones que podrían llevarse a cabo. En esta línea, los responsable barajan construir cunetas verdes y zanjas de infiltración alrededor de carreteras o caminos. De igual manera, se apuesta por la colocación de parcelas de tierra o jardines de biorretención, en aquellos emplazamientos donde no existen espacios con vegetación.

De igual manera, también se pretende apostar por la colocación de pavimentos que faciliten el drenaje de la lluvia. A pesar de que su colocación sería demasiado costosa en las zonas ya urbanizadas, ya que obligaría a levantar el suelo y volver a colocarlo, está previsto su inserción en zonas sin urbanizar o en aquellas áreas pendientes de reordenar sus infraestructuras. «Hay un acuerdo plenario que exige un informe técnico de sostenibilidad para introducir zonas con vegetación y permeables en estos casos», explicó Árias.

El proyecto pionero, ya se ha probado en otras localidades como Xàtiva, Benaguasil, Madrid o Barcelona. Asimismo, con el objetivo de atajar de manera eficiente las inundaciones, otros son los municipios que trabajan junto a Burjassot para solucionar una problemática compartida, como son Godella, Rocafort o la pedanía valenciana de Massarojos. En un encuentro el pasado año, las cuatro zonas afectadas presentaron al director general del Agua, Manuel Aldeguer, un acuerdo conjunto en el que apostaban por habilitar infraestructuras verdes que drenen el agua de las avenidas y construir un canal subterráneo en la huerta para conectar con el Palmaret Alto.

Fotos

Vídeos