Bielsa anuncia una remodelación de su gobierno y el PP le acusa de encubrir una crisis interna

I. SILVESTRE MISLATA.

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, firmó ayer un decreto con el que modifica las delegaciones entre concejalías. Bielsa justificó este trasvase de responsabilidades dentro del Ayuntamiento como un impulso «a la cohesión entre áreas y rapidez de respuesta y eficacia».

El Grupo Municipal Popular no tardó en responder a los cambio anunciados por Bielsa y en atribuirlos a una «crisis de Gobierno». Para el portavoz popular, Bronchud, lo que ha quedado en evidencia ha sido "la ruptura en dos dentro del PSOE" y llega a subrayar que "Bielsa castiga a unos, premia a otros e ignora a unos terceros según sus propios intereses y dejando claro quiénes tienen ya un pie fuera del Ayuntamiento".

Frente a las acusaciones de la oposición, Bielsa sostiene que su motivación ha sido «dar un nuevo impulso a la gestión para seguir mejorando la ciudad y los servicios públicos que ofrece Mislata».

Los cambios anunciados por el alcalde afectan, entre otros, a Mª Luisa Martínez que, a la portavocía del gobierno, sumará la gestión de Gobierno Abierto y Ciudadanía; Toni Arenas, que asumirá la concejalía de Deportes; Ximo Moreno, ahora responsable del área de Juventud y Jose Luís García que será responsable de las áreas de Dependencia y Cooperación.

Fotos

Vídeos