Beniparrell podrá soterrar la línea eléctrica de las torres del polígono

La calle del Moble, con las tres torres de luz en la calzada. / lp
La calle del Moble, con las tres torres de luz en la calzada. / lp

El Ayuntamiento destina una inversión de 200.000 euros para urbanizar el Carrascal Oeste y el proyecto se elaborará este año

ADA DASÍ BENIPARRELL.

Tras más de una década de reivindicaciones, el Ayuntamiento de Beniparrell obtendrá el permiso de la empresa eléctrica para el soterramiento de la línea de las torres de la calle del Moble, ubicada en el polígono industrial Carrascal Oeste. Estas tres instalaciones entorpecen el paso de vehículos y dificultan las tareas de carga y descarga de las empresas. El Consistorio lleva cerca de 13 años a la espera de que la mercantil que se hace cargo del suministro eléctrico entierre la línea de alta tensión para acabar con los problemas que ocasiona la presencia de las tres torres de luz.

El alcalde, Salvador Masaroca, recibió ayer mismo la llamada de la Conselleria de Economía para comunicarle que, tras conversaciones con la empresa eléctrica, «se pueden soterrar la línea siempre y cuando, el Ayuntamiento asuma la obra civil». «Tenemos la posibilidad de pedir subvenciones a través del Ivace para realizar esta y otras actuaciones en este polígono», advierte Masaroca.

De hecho, el equipo de Gobierno ya ha previsto una partida de 200.000 euros de fondos municipales en los presupuestos para acometer la urbanización del Carrascal Oeste, uno de las primeras zonas industriales que se creó y que carece de servicios básicos como colectores, alcantarillado, asfaltado o aceras. «Este año vamos a redactar el proyecto con un presupuesto de 70.000 euros para poder desarrollarlo y dotar a las empresas de servicios», advierte y añade que «no descartamos poder optar a subvenciones de otros organismos para aumentar la dotación».

La inversión ha sido consensuada con la Asociación de Empresarios de Beniparrell (Aembe), que ya cuenta con medio centenar de asociados. «En la junta se aprobaron las prioridades y entre ellas están la reparcelación del Carrascal Oeste y actuaciones en el Carrascal Este y Vereda Norte», señala el alcalde. «Estamos cumpliendo con los empresarios, pero todavía queda mucho trabajo por hacer», explica Masaroca. En este sentido, advierte que en la misma calle del Moble, «hay 15 empresas que no disponen del servicio de agua potable, desde el Ayuntamiento hemos hecho de intermediario con la empresa suministradora para solucionar este problema que también afecta a la bocas de incendio. Las obras comenzarán este verano».

El proyecto permitirá conocer cuál es la situación actual de la zona industrial y actuar atendiendo a las necesidades porque actualmente no se puede urbanizar ya que todavía falta la segregación de terrenos para acometer los viales. También recogerá las infraestructuras básicas como el asfaltado, la canalización de agua con colectores, el alcantarillado, asfaltado de calles o la iluminación que repercutirá en beneficios para las empresas que se ubican en este polígono que linda con la zona industrial ya urbanizada del municipio de Albal.

Fotos

Vídeos