De bautizo al ayuntamiento

El alcalde, junto a los padres y las niñas de la ceremonia civil celebrada en el hemiciclo de Paterna. / lp
El alcalde, junto a los padres y las niñas de la ceremonia civil celebrada en el hemiciclo de Paterna. / lp

El Consistorio organizó el acto a petición de los propios padres y el alcalde presidió este recibimiento simbólico

MARINA COSTA PATERNA.

Paterna ha decidido dar el salto de las bodas civiles a los bautizos con una primera ceremonia que tuvo lugar el pasado día 23 de diciembre. El acto simbólico se organizó a petición de unos padres que querían celebrar una fiesta de recibimiento civil para sus gemelas.

Este ha sido el primer bautizo civil o ceremonia de bienvenida de la historia del consistorio paternero y Leyre y Arya, sus dos jóvenes protagonistas.

El alcalde del municipio, Juan Antonio Sagredo, fue el encargado de oficiar esta particular celebración para recibir oficialmente a estas dos pequeñas de un año de edad.

«Los padres solicitaron esta posibilidad a través de facebook y se decidió organizar un acto sencillo. Se preparó un guión previo y la ceremonia, para la que no había precedente, con algunos parlamentos. Se organizó también un poco a gusto de la familia. Para este acto no hay ninguna normativa, ni regulación municipal o tasa previa», explicaron ayer fuentes de la Corporación paternera.

Lo cierto es que el bautizo civil fue muy concurrido puesto que acudieron unas cien personas. La ceremonia de bienvenida estuvo basada en los Derechos del Niño y «en el derecho a la educación recogido en la Constitución, las niñas estuvieron acompañadas por sus padres, sus padrinos y decenas de miembros de la familia». El alcalde, en su intervención, se comprometió a «fomentar los valores de libertad, igualdad y respeto para que, tanto Leyre como Arya y todos los niños de Paterna, vivan, convivan y se desarrollen con plenitud».

El acto de bienvenida, que duró unos veinte minutos aproximadamente, concluyó con la entrega de dos diplomas acreditativos de ese día, en los que las dos pequeñas estamparon sus manos como recuerdo.

De momento esta es la primera familia que solicita la celebración de un bautizo o ceremonia civil en Paterna. «No se han recibido nuevas peticiones pero con este evento quizá se abra algún precedente», indicaron fuentes municipales. Tampoco «tenemos datos sobre si existen otros casos de ayuntamientos que hayan celebrado este tipo de actos en el hemiciclo. El objetivo ha sido cubrir esta nueva demanda de la mejor manera posible».

Fotos

Vídeos