El bando cristiano reconquista la Torre de Torrent tras la segunda Trabucà y Parlament

Capitan cristiano anuncia la toma de la Torre durante el Segón Parlament. / lp

Mañana concluirá la fiesta de Moros y Cristianos con la Gran Entrada que congrega a miles de espectadores cada año en la localidad

ADA DASÍ TORRENT.

Por segunda vez en las fiestas patronales, el estruendo de los trabucos, que dispararon 80 kilos de pólvora, volvieron a recorrer las calles de Torrent dando vida a la escenificación de la reconquista de la Torre por parte de los cristianos. A penas dos días ha estado ondeando la bandera de la media luna sobre esta edificación hasta la llegada de las huestes que dirige el capitán Vicent Burguera, junto a su alférez, Concha Gallardo.

De nuevo, la batalla dialéctica hizo referencia a la realidad social con alusiones cargadas de cierta ironía a que la «lotería solo toca a los cristianos», por la cofradía premiada en el sorteo del Niño, o la subida del equipo local a segunda división. El acto concluyó con la subida de los cristianos al escenario donde reclamaron la Torre.

Como preludio de la Gran Entrada y entre medio de los dos Parlaments, los componentes más pequeños de las filaes y comparsas mostraron su arte en el desfile en la Entraeta infantil que cada año cobra una mayor relevancia. Las capitanías pusieron todos sus medios para ofrecer a los cientos de espectadores un espectáculo emocionante y vibrante. Los cabos de escuadra dirigieron a sus huestes con la habilidad transmitida por los mayores y arrancaron los aplausos del público con sus trajes y boatos.

Mañana, la fiesta de Moros y Cristianos vivirá su día grande que todos esperan con máxima expectación. Poco se sabe de los detalles del boato que acompañarán a las capitanías aunque, Vicent Simó, de Sumayl's, avanzó que llevará como favorita a su hija, sin dar más datos «para que la gente lo disfrute». Por su parte, el capitán cristiano de Comilitons, Vicent Burguera, quien también estará acompañado por su hijo, Josep, señaló que el boato «se identifica con nuestra filà», además insistió en que «hemos estado trabajando en él todo un año».

La alférez, Concha Gallardo, de la filà Ballesteres, espera también con mucha ilusión vivir este momento, en el que lucirá un traje diseñado por una modista para la ocasión y avanza que su boato «será muy guerrero». Patricia López, que ostenta la alferecía mora de la comparsa Beduins, desvela que el suyo «está relacionado con la vida nómada».

Los secretos se sabrán por fin en el desfile, de cerca de cuatro horas, organizado por la Federación de Moros y Cristianos de Torrent (FMCT), en el que cada año participan cerca de 5.000 personas entre filàs, comparsas, bandas de música y boatos y que es seguido por miles de espectadores. El domingo concluyen las fiestas de la capital de l'Horta Sud, con la procesión en honor a los Santos Patronos.

Fotos

Vídeos