La bajada de sueldo de los concejales desata la polémica en Burjassot

Un instante de un pleno en Burjassot. / lp
Un instante de un pleno en Burjassot. / lp

El Ejecutivo suspende un pleno 'in extremis' al no haber un acuerdo con la oposición, que ha pedido informes sobre el salario cobrado de más por el alcalde

DANIEL NAVARRO BURJASSOT.

El Equipo de Gobierno de Burjassor optó por suspender ayer un pleno 'in extremis', después de que no se llegara a un acuerdo con la oposición para establecer una bajada de sueldos, que ha desatado la polémica en el municipio.

La actuación se produce después de que se conociera que el primer edil había estado superando el máximo legal, que de acuerdo con los informes solicitados por el propio Consistorio concluyen que el primer edil había cobrado en el año 2016 un total de 3.800 euros de más, es decir, 271 euros al mes, y en 2017 un total de 2.694 euros, un total de 192 euros al mes.

Hasta ahora el cargo del alcalde de Burjassot venía marcado por un sueldo de siete veces el Salario Medio Interprofesional aprobado por el pleno en sus bases de ejecución, tomando el año 2008 como referencia para este salario, y que es de 600 euros, ya que el Ayuntamiento tiene congelados los sueldos desde hace casi diez años. La cifra supone 58.800 euros, sin embargo, una normativa del Ministerio de Hacienda obliga a los alcaldes de municipios de entre 20.001 y 50.000 habitantes a cobrar como cifra máxima, 55.000 euros anuales.

A pesar de que el primer edil ya ha anunciado que retornará a las arcas municipales 6.500 euros que son los que durante el año 2016 y previsiblemente el año 2017 ha estado percibiendo en su nómina, sin que le correspondieran, en torno a un 5% de su salario, el Ejecutivo también pretendía rebajarla un 5% al resto de concejales del Equipo de Gobierno, así como en torno a un 9% al resto de concejales de la oposición, con el objetivo de «hacer equitativos los salarios de todos los ediles, de acuerdo con su carga de trabajo». Sin embargo, se puso sobre la mesa la posibilidad de mantener la rebaja en un 5% en el caso de que todos los partidos votasen a favor de esta decisión en el pleno.

Sin embargo, el razonamiento eximido por García, que aludía a que desde el área técnica de Intervención no se había informado de que la nueva normativa obligaba a modificar el sueldo que estaba percibiendo el alcalde, no convenció a todos los portavoces. Por ello finalmente los representantes optaron por posponer el pleno, que previsiblemente se lleve a cabo a finales de esta semana, a la espera de la llegada de los documentos, y de que las propias formaciones de la oposición lleven una propuesta conjunta.

«Cortina de humo»

Desde el grupo popular ya denunciaron que «este pleno es una cortina de humo para intentar que pase desapercibido que García ha estado cobrando durante 4 años más dinero del que marca la ley para un alcalde». Rafa García «no informa de esta situación e intenta hacer la extraña maniobra de ocultar sus supuestas irregularidades a la oposición, si no es por el Partido Popular que se ha preocupado de averiguar la verdad, vemos el intento del alcalde de hacer cómplices a toda la Corporación municipal, para diluir sus responsabilidades y no reconocer públicamente que ha cobrado de más».

Fotos

Vídeos