El Ayuntamiento de Rocafort convierte en zona 30 todas las calles de la localidad

Un instante del pleno. / lp

El Ejecutivo también llevará a cabo cambios en el sentido de varias calles en su plan por hacer del municipio «un espacio más amable para peatones y bicis»

DANIEL NAVARRO

rocafort. El Ayuntamiento de Rocafort aprobó en el último pleno ordinario ejecutar la reducción del límite de velocidad de circulación a 30 kílómetros por hora en todo el municipio.

La medida, que será implantada en las próximas semanas, está dirigida a aumentar la seguridad y reducir la contaminación y el ruido. «Es un ejemplo de convivencia y una tendencia que se extiende cada vez por más núcleos urbanos, recomendado por estudios técnicos, la OMS y la Policía. En los próximos años veremos cómo la mayoría de las ciudades limitan su velocidad a 30 kilómetros por hora», explicó el alcalde, Víctor Jiménez, que añadió que era una decisión beneficiosa para los vecinos ya que también trata de mitigar las molestias en las zonas en las que se concentra el tráfico de Rocafort.

El concejal de Movilidad, Rafael Ferrando, apuntó que la reducción de la velocidad es una decisión avalada por informes técnicos y por la Policía Local; una medida encaminada a reducir los accidentes y a que el pueblo «sea más amable para los peatones y los ciclistas». Además, el edil señaló que, el límite a 30km/h reducirá el ruido y la polución que generan los vehículos».

La medida forma parte de un plan de acción del Consistorio para mejorar la gestión de la movilidad y favorecer la seguridad y la convivencia entre viandantes, ciclistas y el resto de vehículos, que incluye también el cambio de sentido de varias calles del municipio.

En esta línea algunos de las modificaciones que se van a poner en marchase son, por ejemplo, en el tramo de Barón de Terrateig entre las calles Convento y Fontilles, permitiendo que los vehículos procedentes de la plaza España que circulen por la calle Toledo sigan hasta la calle Valencia, recuperando un vial de salida.

También se cambiará el sentido de la calle San Agustín entre la Avenida Blasco Ibáñez y Ausiàs March, y se ha cortado el tramo de la calle Maestro José Dolz entre Toledo y Bonavista, que, por su estrechez, suponía un riesgo de atropello para viandantes, entre otros.

Fotos

Vídeos