El Ayuntamiento de Paterna paraliza las obras del centro de menores de Montecañada

Carteles en contra del centro colocados ya en varias zonas. / lp
Carteles en contra del centro colocados ya en varias zonas. / lp

El alcalde afirma que «hasta que Conselleria no nos facilite toda la información, no vamos a tomar ninguna decisión», que irá «siempre de la mano de los vecinos»

MARINA COSTA PATERNA.

El Ayuntamiento de Paterna ha paralizado las obras del centro de menores proyectado en Montecañada y ha requerido a los promotores de la actuación más documentación para que puedan solicitar la licencia. «Actualmente la actuación carece de permiso de obras porque se ha requerido más documentación. Hace unos días se envió a la Policía Local para certificar que efectivamente los trabajos estaban paralizados», según afirmaron ayer fuentes del Consistorio paternero.

En un primer momento, los promotores del proyecto solicitaron una declaración responsable, que es un tipo de licencia de tramitación más sencilla y rápida que suele ir aparejada a obras menores, pero, «en este caso, hay un cambio de uso previsto para el inmueble, que pasa de ser una vivienda a un centro de acogida». Por lo tanto, el proyecto «carece actualmente de permiso de obras porque se ha demandado más documentación, que la entidad promotora todavía no ha aportado».

En relación a la polémica generada por la ubicación del centro de menores, el alcalde, Juan Antonio Sagredo, afirmó ayer que «en Paterna no nos van a imponer nada. Hasta que Conselleria no nos facilite toda la información, no vamos a tomar ninguna decisión y cualquier acuerdo que alcancemos, lo haremos siempre de la mano de los vecinos».

Precisamente, residentes de Montecañada convocaron la semana pasada una reunión para constituir una plataforma e iniciar una campaña de recogida de firmas contra la ubicación en la zona de dicho centro.

Los asistentes afirmaron sentirse «indignados» y «preocupados», fundamentalmente, «por la falta de información que ha habido sobre el proyecto». También manifestaron «cierta inquietud por los problemas de seguridad que pudieran generarse en la zona».

El asunto ha llegado incluso hasta la plataforma change.org, donde ayer se habían reunido 817 rúbricas en contra de ubicar dicho centro en la zona. Entre los argumentos vecinales aportados en dicha red digital se recuerda que «existen múltiples noticias de inseguridad como, por ejemplo, incendios ocasionadas por la instalación de este tipo de centros y que, en el caso de La Canyada, se agravarían por no contar con las zonas de entretenimiento y de integración que necesitan los menores, que darán lugar a un mayor número de conflictos. La inseguridad aún será mayor por el hecho de la lejanía al núcleo urbano y, por lo tanto, de la menor presencia policial y otros servicios necesarios».

«Somos conscientes de la ayuda e integración que necesitan los menores y solicitamos que les proporcionen la mejor solución que se merecen».

Por otro lado, esta tarde se ha convocado a los vecinos a una reunión que tendrá lugar en un restaurante de Montecañada para abordar el asunto. La próxima reunión vecinal que tratará este tema tendrá lugar el próximo día 19, en la Junta de Barrio de La Canyada.

El PP de Paterna afirmó ayer que Montecañada «no es la zona ideal, ni el sitio mas lógico, pensando en el bienestar de los menores, no hay un colegio público, no hay un parque, no hay un polideportivo, no hay un sitio de reunión donde puedan ir a los chavales, no tienen ni siquiera un quiosco», destacó ayer la portavoz de la formación María Villajos.

Por otro lado, la Junta de la Asociación de Vecinos de La Canyada emitió la semana pasada un comunicado en el que se desmarcaba de la polémica generada y pedía una «convivencia no excluyente». La puesta en marcha «de un servicio público, no siempre es a gusto de todos y, en ocasiones, puede generar conflictos e incluso rechazos en el entorno donde se pretende ubicar, pero consideramos que en todas las sociedades democráticas avanzadas y solidarias, en caso de colisión de derechos entre colectivos, siempre se debe priorizar los intereses y derechos de los colectivos más vulnerables, en este caso los niños y adolescentes».

Fotos

Vídeos