El asesino de dos guardias civiles y un ganadero residió en Xirivella y Catarroja

El autor de los hechos, buscado por la Interpol, llegó a emplear hasta 23 identidades distintas en ocho países

EFE ZARAGOZA/VALENCIA.

El asesino de dos guardias civiles y de un agricultor y ganadero en Andorra (Teruel), el serbio Norbert Feher, aseguró a la jueza que le tomó declaración tras ser detenido que llegó a España el 21 de septiembre de 2017 en bicicleta y que antes de acudir a Teruel vivió en las localidades valencianas de Xirivella y Catarroja.

Así consta en el sumario judicial de este caso, cuyo secreto levantó ayer la jueza de Alcañiz instructora. Con ayuda de una intérprete de italiano (Italia es el país del que provenía y en el que la policía de aquel país le busca por otros dos asesinatos), Feher declara ante la jueza, el fiscal y la defensa el 17 de diciembre.

Revela que llegó a España el 21 de septiembre de 2017, tres meses antes de los asesinatos; que nadie le ayudó a entrar en el país y que para hacerlo empleó como medio de transporte una bicicleta «desde Italia». Pero en la zona en la que disparó a los agentes de la Guardia Civil y al agricultor y ganadero José Luis Iranzo, entre Albalate del Arzobispo y Andorra, llevaba, señala, unos «tres o cuatro días».

Más adelante, Feher, nacido en Subotica (Serbia) el 10 febrero de 1981, indica que fueron 10 los días en los que merodeó por la zona entre las dos localidades.

Confiesa ante la jueza que disparó primero a un ciudadano y, posteriormente, a dos agentes de la Guardia Civil. Mató a los tres.

Orden de captura

Pero en el testimonio que ofrece, no sólo da detalles de lo que hizo esos días o de la huida que emprendió tras los asesinatos, sino que revela datos de su periplo anterior. Feher estaba buscado por las policías italiana y serbia, y por tanto Interpol había cursado una orden para su captura.

Ante la jueza, manifiesta que llegó a emplear hasta 23 identidades en ocho países, entre ellas la de Igor Vaclavic, nacido el 21 de octubre de 1976 en Rusia. Feher también afirma que desde su llegada a España ha tenido contacto con «conocidos» en el país y recalca que residió en Xirivella y Catarroja.

De hecho, asegura que Valencia era el destino al que tenía pensado huir tras los asesinatos por cuanto, puntualiza, allí conoce a «unas personas».

Fotos

Vídeos