Asalto a la piscina de Burjassot

Un cartel de helados y una papelera, en el fondo de la piscina de Burjassot. / lp

El Ejecutivo instalará cámaras y aumentará las rondas policiales tras aparecer mobiliario en el agua y equipamiento destrozado La instalación sufre actos vandálicos durante la temporada estival

DANIEL NAVARRO BURJASSOT.

Mobiliario lanzado al agua, destrozo de los equipamientos y hasta heces y basura dentro de los estanques. Estos son solo algunos de los vandalismos que ha sufrido la piscina municipal de Burjassot, la cual goza de una gran popularidad durante los meses de verano, ya que acuden decenas de vecinos a refrescarse.

La zona de ocio ha venido soportando varios asaltos durante las noches desde que se abriera la instalación al público este verano, a pesar de que en las inmediaciones hay unas grandes vallas limitando la facilidad en el acceso y que estos usuarios están obligados a saltar para acceder a la misma.

Los asaltadores aprovecharon que los empleados de seguridad contratados por el Ayuntamiento se limitan exclusivamente al horario de apertura al público, por lo que la instalación queda vacía de cualquier personal durante las noches al no disponer de ningún tipo de vigilancia nocturna, salvo las patrullas de barrio destinadas a este distrito de la localidad.

Según informaron fuentes municipales a LAS PROVINCIAS «por el momento se desconoce quienes han podido ser los autores de estos incidentes, no obstante todo apunta a que son un grupo de gamberros, que están llevando a cabo este tipo de actos incívicos no solo en este municipio, si no también en piscinas de otras localidades».

De igual manera confirmaron que «dado que estos asaltos se han producido durante la noche, las consecuencias de los mismos solo han sido sufridas por el personal de mantenimiento, ya que las reparaciones y los procesos de limpieza apenas han obligado a variar los horarios de apertura, salvo por los retrasos de algún curso programado previamente, debido a las tareas de limpieza».

Precisamente, desde el Ejecutivo confirmaron que «hay un protocolo de actuación cuando se producen este tipo de vertidos a la piscina, por lo que siempre que se han detectado se ha procedido al vaciado de parte del agua y a reponerla de nuevo, para evitar cualquier tipo de contaminación a los usuarios que acuden a bañarse».

Con el objetivo de prevenir nuevos ataques, desde el Ejecutivo confirmaron que «se prevé instalar una red de cámaras de vigilancia que nos permita identificar a aquellas personas que acceden a la piscina durante la noche». De igual manera, subrayaron que «debido a los recientes incidentes se va a aumentar la vigilancia policial en la zona, aunque se descarta poner seguridad exclusiva durante el horario nocturno».

En esta línea, desde el Ayuntamiento recordaron que «esta totalmente prohibido acceder a la piscina municipal fuera de su horario ordinario». También, subrayaron que «censuramos este tipo de comportamientos indebidos» y advirtieron que «aquellos que los cometan se arriesgan a sufrir sanciones».

Fotos

Vídeos