El área metropolitana sigue aislada un año después de prohibir aparcar en el carril bus

Ni FGV, ni Renfe ni Metrobús ofrecen servicio más allá de las 0.30 horas para acercarse a Valencia los sábados por la noche

ÁLEX SERRANO

valencia. Los municipios del área metropolitana de Valencia siguen sin manera de acceder al centro de la ciudad. Así lo desvela un estudio realizado por el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés en el que se evidencia que un sábado por la noche ni con la red nocturna de EMT, ni con Metrovalencia, ni con Cercanías de Renfe ni con Metrobús hay manera de llegar a Valencia más allá de las 0.30 horas, ni de salir de la misma hasta en torno a las 7 horas del día siguiente.

Para comprobar estos datos, Estellés ha acudido a las distintas páginas web de los medios de transporte y ha comprobado las conexiones de Alaquàs, Alboraya, Massanassa, Mislata, Moncada, Paterna, Quart de Poblet, Rocafort, Silla, Torrent y Tavernes con el centro de la ciudad. El resultado de ese estudio es que el metro que más tarde sale de la localidad para acceder a Valencia sale a las 0.35 horas, mientras que el último Metrobús lo hace a las 23.45 horas. Además, los primeros metros de la mañana del domingo circulan a partir de las 7 horas. Ni siquiera la tan cacareada nueva red nocturna de la EMT conecta estas localidades con Valencia. Únicamente la N3 acerca al usuario hasta Tavernes hasta las 3 horas.

DATOS

uMenos salidas desde Valencia
Desde la capital hay menos salidas a los pueblos que en el otro sentido. En metro, el más tardío sale a las 0.04 horas.
uLos peor comunicados
Alaquàs, Alboraya, Moncada, Rocafort, Torrent y Tavernes son las localidades peor comunicadas con Valencia.
uUna línea de EMT
Sólo la N3 lleva hasta Tavernes.

Estos datos llegan cuando se cumple un año de la prohibición de aparcar en el carril bus, con las consiguientes protestas de los locales de ocio del centro, que denuncian que han perdido entre el 40 y el 70% de su facturación total. Además, han tenido que efectuar despidos, como ha criticado en estas páginas el presidente de la Federación de Ocio y Turismo (Fotur), Víctor Pérez. Sin embargo, estas protestas han caído en saco roto porque ni el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ni el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se plantean volver a permitir aparcar en el carril bus por la noche porque la medida favorece a las personas con movilidad reducida y al transporte público que circula por la noche por la ciudad.

En aquel momento, se realizó una mejora de la red nocturna con horario hasta las 2.30 horas, pero se supeditó cualquier otra remodelación de la red al dinero del contrato programa, esos 38 millones al año que reclama el Consistorio. Ahora, la Autoridad de Transporte Metropolitano contará con 10 millones de euros gracias a una enmienda de Ciudadanos, que pide que se emplee ese dinero en mejorar frecuencias nocturnas tanto de Metrovalencia como de la EMT.

«Los fines de semana nocturnos se sigue dando un 'fuera de servicio' metropolitano desde hace ya demasiado tiempo. Más de millón y medio de personas se quedan sin servicio de transporte, y al tripartito de la Generalitat y del Ayuntamiento parece no importarles lo más mínimo», criticó ayer el concejal Estellés. «Grezzi y Ribó agravaron aún más este problema con la prohibición del aparcamiento nocturno en el carril bus. El tripartito ha dejado sin alternativas continuas de transporte público ni aparcamiento gratis a las personas que se desplazan los fines de semana a Valencia o desde Valencia», denunció el edil, que exigió que desde la Autoridad de Transporte Metropolitano «se empiece a dar solución a este problema». «El organismo va a disponer para ello de 10 millones, más las aportaciones municipales y autonómicas. Desde Cs pedimos un servicio nocturno 24 horas los fines de semana en EMT y FGV, y exigimos a los miembros del Consejo de Administración de la Autoridad que trabajen en ese objetivo», pidió ayer Estellés.

Fotos

Vídeos