Antifraude investiga los sueldos de directivos de Gespa y de una exconcejala del PP no adscrita

Antifraude investiga los sueldos de directivos de Gespa y de una exconcejala del PP no adscrita

La Agencia Valenciana requiere documentación al Ayuntamiento para estudiar ambos asuntos denunciados

MARINA COSTA PATERNA.

La Agencia Valenciana Antifraude ha solicitado al Ayuntamiento de Paterna documentación para investigar el proceso de contratación de varios directivos de la empresa municipal Gespa y la retribución de una concejala del PP que posteriormente pasó al grupo de no adscritos.

La entidad requiere más información al Consistorio para aclarar los despidos de personal directivo, realizados en agosto de 2015, y la contratación de nuevo personal, en febrero de 2016, en concreto, un director de Servicio de Marketing y adjunto a Gerencia, un director de Recursos Humanos y un responsable de Explotación. Fuentes municipales recalcaron ayer que los anteriores directivos «no tenían contrato y los actuales sí, así como formación específica para el puesto».

En la notificación de resolución de «inicio de actuaciones de investigación», por parte de la Agencia Valenciana Antifraude, se refleja el informe de la Secretaria Municipal y de la Oficialía Mayor, de junio de 2016, donde se hace constar que se ha «vulnerado la Disposición Adicional 15 de la Ley 48/2015», ya que «no se ha justificado la necesidad urgente e inaplazable de las contrataciones temporales y las razones para la contratación urgente temporal, entran en contradicción con la argumentación que la empresa dio para los despidos de personal directivo, realizados en 2015».

La entidad ve «indicios razonables de veracidad de los hechos comunicados» En los casos se recogen informes de Secretaría, de Intervención y resultados de una auditoría

También se señala que en la contratación de dichos responsables, «no consta que la empresa haya cumplido con el principio de pública concurrencia, ya que no se ha realizado convocatoria pública para cubrir dichos puestos». En los informes de auditoría de la empresa se indica que el despido de personal directivo «se ha justificado por la necesidad de amortizar el puesto de trabajo por razones productivas y organizativas» y que, en el ejercicio 2016, «se ha procedido a contratar a personal que ejerce las mismas funciones y cargos que los directores despedidos, no constatándose, la necesidad y/o urgencia para llevar a cabo estas contrataciones». Así, recomienda a la sociedad «que documente adecuadamente la motivación que soporta la excepcionalidad de la contratación». Por todo ello, la Agencia ha comprobado la existencia de «indicios razonables de veracidad de los hechos comunicados» y abrirá una investigación.

El otro asunto en trámite de estudio es el relativo al régimen retributivo de una concejala que abandonó el grupo municipal popular y pasó al de no adscritos. A la edila «se le ha mantenido con dedicación exclusiva y ha venido percibiendo un salario público del Ayuntamiento de Paterna» con «informes desfavorables» de Intervención, la Secretaría y el Oficial Mayor». Un decreto de alcaldía resuelve, en diciembre de 2017, «regularizar y adaptar la dedicación exclusiva» de dicha representante, manteniendo «los mismos derechos económicos y políticos de los que disfrutaba», tras producirse su salida del grupo municipal popular.

En la denuncia recogida en la documentación se resalta que se procedió a regularizar una situación «claramente contraria a la ley, confiriendo la dedicación exclusiva a una concejal no adscrita, mateniéndole la percepción de salario público, contraviniendo la normativa al efecto, y contando con informes desfavorables de Intervención, Secretaría y Oficial mayor del Ayuntamiento», según recoge el escrito.

Fotos

Vídeos