La V-21 será ampliada a tres y cuatro carriles en el tramo Carraixet-Valencia

Entrada a Valencia por la autovía V-21. / J. Signes

El Consejo de Ministros aprueba las obras, con un presupuesto de 29 millones

EFEValencia

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del contrato de obras del proyecto "Ampliación a tres carriles del tramo Carraixet-Valencia de la autovía V-21", con un presupuesto de licitación de 28,99 millones de euros.

Según un comunicado del Ministerio de Fomento, el tramo de 4,8 kilómetros, aumentará su capacidad gracias a la construcción de un tercer carril en un tramo de autovía que actualmente soporta más de 70.000 vehículos de media al día, mejorando así el nivel de servicio.

Además, se pretende incrementar la seguridad vial, destacando la ampliación de una curva de radio reducido en el cruce sobre el ferrocarril, que actualmente tiene carencias de visibilidad.

El proyecto se iniciará en la conexión del nuevo acceso norte al puerto de València con la autovía, y terminará en la conexión de la autovía V-21, en una glorieta con paso inferior de reciente ejecución, que conforma el acceso norte a la ciudad de Valencia.

En este recorrido existe un elemento físico de envergadura, el barranco de Carraixet, que sirve de división física en los tramos entre Alboraya y el barranco y el barranco y Valencia; en ambos tramos se ampliará el tercer carril para mejorar su tránsito.

Se ampliará a cuatro carriles el tramo que corresponde a la última curva antes del acceso a la ciudad de Valencia; dos carriles se dirigirán hacia el túnel de la avenida de Cataluña y dos carriles hacia la glorieta de conexión con la Ronda norte, permitiendo así una conexión más fluida.

A la salida de la ciudad se incorporará un quinto carril, que posteriormente se irá reduciendo hasta los tres definidos en el tronco principal, lo que permite mantener una sección permanente de tres carriles de salida desde el túnel de la avenida de Cataluña.

En su recorrido, la autovía atraviesa por numerosas acequias, caminos y otras infraestructuras, por lo que será preciso construir tres estructuras sobre estos caminos, dos acequias de importancia, los pasos sobre el ferrocarril y el acceso al puerto, además de efectuar cubriciones con losa algunas acequias.

Se aprovecharan todas las estructuras ya existentes mediante su ampliación, excepto la del camino viejo del Mar, que se demolerá y se construirá una nueva en el mismo sitio, y la estructura del barranco del Carraixet, que no se modifica estructuralmente.

Por último, el proyecto se complementa con la remodelación del enlace de Alboraya, para mejorar su capacidad y seguridad vial; este enlace comunica Valencia capital con las poblaciones metropolitanas del norte, el polígono industrial del Mediterráneo, la urbanización Port Saplaya y una zona comercial.

Fotos

Vídeos