La alcaldesa de Moncada pierde la moción de confianza vinculada a los presupuestos

Un momento del pleno celebrado anoche.
Un momento del pleno celebrado anoche. / lp

La oposición tiene ahora treinta días para plantear una alternativa de gobierno que parece casi imposible mientras el PP exige la dimisión de Orts

MARINA COSTA MONCADA.

El pleno extraordinario convocado anoche para abordar la moción de confianza planteada por la alcaldesa Amparo Orts, vinculada a la aprobación de los presupuestos, dio el resultado esperado.

La representante socialista no logró el sí mayoritario al obtener a su favor únicamente el voto de los siete concejales que conforman el equipo de gobierno (PSPV, Guanyem, EU), frente a los 11 en contra de la oposición (PP, Ciudadanos, Compromís y A.Mun), con tres abstenciones por ausencia de los ediles.

El hecho de que no haya prosperado la cuestión de confianza abre a la oposición la opción de presentar una moción de censura con un ejecutivo alternativo, opción casi imposible que Compromís ya se encargó anoche de rechazar abiertamente, al asegurar que «nunca» se posicionará junto a PP y Ciudadanos.

Una vez apurado el plazo de un mes sin alternativa, el actual Gobierno, ahora en funciones, podría sacar adelante los presupuestos ahora bloqueados por la oposición.

Una vez obtenido el resultado, la alcaldesa pidió anoche que «alguien valiente nos conceda la opción de seguir trabajando por Moncada o presente una alternativa de gobierno, si tan mal creen que los estamos haciendo».

También afirmó sentirse «profundamente decepcionada con la izquierda de Moncada que se ha entendido con la derecha imputada del PP y con Ciudadanos, y ha levantado la mano con ellos en esta votación». Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Miguel Gallego, exigió con contundencia la dimisión de la alcaldesa. «No ganó las alecciones y en dos años ha sido incapaz de aprobar los presupuestos y ahora acaba de perder la confianza del pleno. Ha conseguido que todos los grupos de la oposición le voten en contra. Amparo Orts es el problema de Moncada, no es la solución. Si tuviera dignidad política, dimitiría», recalcó.

Ante dicha petición, la alcaldesa puntualizó que «si tuvieran un poco de vergüenza, los que tendría que dimitir son los concejales que están imputados. Aquí se está actuando con mala fe desde el principio y con el único objetivo de bloquear nuestra gestión en el ayuntamiento, en detrimento de los vecinos. Ahora la situación de bloqueo se alargará un mes más». En su alocución, la representante municipal destacó que «nosotros hemos trabajado en estos dos años muchísimo y hemos presentado unos presupuestos realistas, responsables y encaminados a conseguir la recuperación económica del Ayuntamiento, que cuando llegamos lo habían dejado en la ruina».

El responsable del PP también acusó a la alcaldesa de «egoísmo político por no marcharse a tiempo y dar paso a otro representante que pueda desbloquear la situación. Al parecer, quiere seguir desgobernando la ciudad».

Fotos

Vídeos