Alcaldes de Compromís y PSPV no quieren otro médico en los bous como aprobaron sus partidos

Los alcaldes y concejales firmantes del escrito remitido por registro de entrada a Les Corts. / lp
Los alcaldes y concejales firmantes del escrito remitido por registro de entrada a Les Corts. / lp

Presentan, junto con entidades taurinas, un escrito en Les Corts en el que se rechaza dicha obligatoriedad por considerarla «excesiva»

MARINA COSTA VALENCIA.

«Los festejos de bous al carrer son una realidad muy arraigada en nuestra Comunitat. Una realidad que va más allá de cualquier color político». Con este encabezamiento, alcaldes y concejales de catorce poblaciones de l'Horta Nord, acompañados por representantes de la Federació de Penyes taurines de la Comunitat Valenciana, la Asociación de Ganaderos y l'Associació en Defensa de les Tradicions de Bous al Carrer, presentaron ayer por registro de entrada en Les Corts un escrito en el que solicitan a los grupos parlamentarios la derogación de la presencia obligatoria de dos médicos en los festejos.

Esta reclamación se suma a las críticas que está generando este apartado de la normativa aprobada en la Ley de Acompañamiento de la Generalitat, requisito que «pone en riesgo la viabilidad de los bous al carrer», tal y como denunciaron desde la Federación de Peñas de Bous al Carrer.

En este escrito remitido a Les Corts y firmado en su mayoría por representantes socialistas y de Compromís de la comarca (si bien también rubrica el documento el responsable popular de Emperador), se califica de «realidad excesiva» esta resolución tanto «cuantitatita como cualitativamente».

Cuantitativa porque, «dada la función del facultativo de estabilización del herido/paciente para su traslado al hospital concertado, no resulta necesaria la estancia de un segundo médico cuya función sería, en la práctica, más propia de un enfermero».

Y cualitativamente porque la exigencia de todas las titulaciones y especialidades exigidas al médico jefe del servicio, «restringirían de modo muy evidente la presencia de profesionales cualificados para atender un festejo de bous con las negativas consecuencias que de ello se derivarían».

En el escrito los representantes comarcales recalcan que los festejos de bous están obteniendo «en estos años los mejores números de su historia. Unos números que indican un crecimiento cuantitativo que no debe obviar su crecimiento cualitativo». El último día del año pasado esta nueva disposición adicional quedaba aprobada por un error parlamentario. Tras producirse este hecho, la Federación de Peñas se puso manos a la obra para revocar esta medida por «no tener sentido y suponer un coste económico innecesario».

Ayer los representantes firmantes de Museros (PSPV), El Puig (PSPV), Massamagrell (Compromis), Puçol (PSPV), Moncada (PSPV), Foios (Compromis), Alfara del Patriarca (PSPV), Rafelbunyol (PSPV), Alboraya (PSPV), Vinalesa (PSPV), Emperador (PP), Massalfassar (Compromis), Almàssera (PSPV) y Albuixech (PSPV) recordaron que la enmienda para la presencia de dos médicos «no es nueva. En particular fue una iniciativa presentada por el Consejo del Colegio de Médicos de la Comunidad Valenciana en la consideración y tratamiento durante la tramitación del texto actualmente vigente y que, ya en su día, fue rechazada por consideraciones diversas».

El consenso logrado en el seno de la Comisión de Festejos Taurinos «se ve alterado por la introducción en paralelo de una disposición adicional que ha puesto en duda los trabajos del Consell de la Generalitat, en guardia a la mayor parte de municipios donde se organizan festejos de bous, además de contemplar un supuesto que ya fue puesto en entredicho por el propio Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, al no aceptar la alegación interpuesta en recurso judicial por el Consejo de Colegios de Médicos». En consecuencia, los firmantes solicitan que «por parte de los Grupos Parlamentarios, se adopten las medidas necesarias para proceder a su derogación».

En medio de una nube de críticas y reproches, el PP registró una Proposición de Ley para derogar la iniciativa y acusó al Botànic de tratar de acabar con la fiesta, mientras el PSPV planteó la puesta en marcha de una moratoria. Por contra, las asociaciones taurinas que se verán afectadas exigen la suspensión inmediata de esta medida.

Fotos

Vídeos