Los alcaldes afectados por la C3 anuncian nuevas movilizaciones si Fomento no moderniza la línea

Alcaldes y representantes de todas las entidades implicadas, ayer durante la reunión para perfilar las reivindicaciones. / lp
Alcaldes y representantes de todas las entidades implicadas, ayer durante la reunión para perfilar las reivindicaciones. / lp

Exigen al Ministerio que cumpla su promesa de electrificación del tramo Valencia-Buñol este año para mejorar trenes, frecuencias y servicio

MARINA COSTA VALENCIA.

«No pararemos hasta conseguir una línea en condiciones para 200.000 vecinos». Alcaldes y alcaldesas de los doce municipios afectados por la línea C3 anunciaron ayer nuevas movilizaciones, en caso de que el Ministerio de Fomento «no cumpla su promesa de modernización de la línea en 2017». La sede de la Mancomunitat Horta Sud acogió la reunión convocada por el presidente de la comisión de Movilidad, Michel Montaner.

Los representantes de las localidades afectadas, desde Camporrobles hasta Xirivella, se reunieron para reactivar la campaña reivindicativa y exigir «de una vez por todas» las inversiones prometidas dentro del Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cercanías de 2010-2020 cuyo protocolo de actuación «fue firmado por el Gobierno valenciano y el Ministerio de Fomento en abril de 2010» y que incluía el aumento de la frecuencia mediante la integración y vía doble de la línea; la construcción «de las estaciones contempladas; la adecuación de todas las estaciones; integrar en la línea C3 el apeadero de las Cuevas de Utiel y la estación de Camporrobles; que se restablezca el servicio de apeadero en Siete Aguas o la intermodalidad con la red de Metro».

Los responsables municipales exigen a Fomento que realice la inversión necesaria en la infraestructura ferroviaria para reducir los tiempos de los trayectos, especialmente desde Buñol hasta Camporrobles; «mejorar la accesibilidad para las personas con movilidad reducida y la obtención de la certificación UNE-EN 13816 (Calidad en el servicio de transporte Público de viajeros) y, principalmente, que el Ministerio de Fomento lleve a cabo la electrificación de la línea del tramo Valencia-Buñol».

A la reunión, convocada por el presidente de la comisión de Movilidad de la Mancomunitat Horta Sud, Michel Montaner, asistieron, entre otros, el director general de Administración Local, Toni Such, el presidente de la Mancomunitat Horta Sud, Carlos Fernández Bielsa, la alcaldesa de Alaquàs, Elvira García, y representantes de distintas asociaciones de la Plataforma por el Transporte Público.

Los munícipes esperan que el plan para electrificar la línea desde Buñol a Valencia esté incluido en las recientes inversiones anunciadas por el Ministerio. En caso contrario, «convocaremos movilizaciones y acudiremos a Madrid para reivindicar esta infraestructura vital para tantas poblaciones». «Nuestra lucha va a continuar, no podemos arrastrar medios del siglo XIX y XX, necesitamos máquinas modernas que acorten los tiempos, no contaminen y mejoren el servicio y eso sólo se conseguirá con la electrificación de la línea», subrayó el presidente de la Comisión de Movilidad y exalcalde de Xirivella, Michel Montaner, impulsor también del manifiesto conjunto de todos los municipios, la llamada 'Declaración de Xirivella'.

El representante recordó que en la reunión mantenida en Madrid, en febrero de 2016, los responsables del Ministerio adquirieron el compromiso de reanudar las obras de conexión con el centro de Valencia, hecho que se produjo en junio de 2016, y quedó pendiente el «otro, reemprender el plan para electrificar la línea desde Buñol a Valencia». Esta inversión permitirá tener trenes «modernos y de última generación, mucho menos contaminantes, más rápidos y lograr así una mayor frecuencia. El servicio actual es lamentable».

Los representantes acordaron llevar una moción a los consistorios implicados con las peticiones al Ministerio de Fomento y solicitar una reunión urgente con la Delegación de Gobierno. El alcalde de Xirivella, Ricard Barberà, explicó al respecto que los municipios «llevamos muchos años de promesas incumplidas y, por eso, vamos a mantener la presión social porque estamos reclamando cosas que son necesarias para muchísimas personas».

Fotos

Vídeos