Alboraya sustituye los contenedores subterráneos por falta de seguridad

Basura junto a una fila de contenedores subterraneos en Alboraya, el verano pasado. / lp
Basura junto a una fila de contenedores subterraneos en Alboraya, el verano pasado. / lp

La contrata demanda al Consistorio cambiar las cubetas deterioradas de estos equipamientos tras clausurar depósitos en Port Saplaya por su riesgo de rotura

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

El pleno de Alboraya aprobó por unanimidad una modificación de presupuesto de 21.500 euros para destinarlos a la compra de 26 cubetas de contenedores subterráneos ante el estado de deterioro en el que se encuentran las mismas. La compra permitirá renovar parte de estos equipamientos, cuyo desgaste había dejado sin uso algunos de ellos, dificultando así las tareas de recogida de basura en la localidad.

En esta línea, la contrata que presta el servicio en Alboraya ha forzado al Ejecutivo a sustituir estas cubetas por el riesgo que suponía para los trabajadores el vaciado de los depósitos. Precisamente, esos contenedores están formados por un foso de hormigón con una tapa metálica, en cuyo interior están dichas cubetas de fibra de vidrio con unos anclajes de hierro. Este último equipamiento es el que los limpiadores extraen y vacían en los camiones, y eran los cuales sufren un deterioro más avanzado.

Por ello, desde hace unos meses, los trabajadores ya habían comenzado a inhabilitar los contenedores cuyo vaciado ya no era seguro, ante el posible riesgo de que al extraer las cubetas los anclajes se rompieran o que el mismo recipiente se quebrara provocando un posible vaciado de la gran cantidad de basura sobre los empleados.

Sin embargo, el incremento exponencial del número de contenedores deshabilitados estaba afectando seriamente al servicio, al no poder los depósitos en funcionamiento absorber todo el cúmulo de basura. Esta situación estaba generando también críticas entre los residentes del barrio marítimo de Port Saplaya, debido a que los contenedores cerrados se encontraban concentrados todos ellos en este distrito.

«Hay que tener en cuenta que Port Saplaya es una zona húmeda y con salitre, y en los contenedores se descompone materia orgánica. Aunque los materiales son especiales, se van deteriorando con mayor velocidad a la que lo hace en otras zonas de Alboraya», explicó el concejal de Vías Públicas, Manolo Dueñas, a este periódico.

El representante explicó que «el contrato con la actual firma contempla el mantenimiento de los contenedores, pero no su sustitución». De igual manera, se detalló que «aunque las 26 cubetas no necesitan ser sustituidas, hemos aprovechado para renovar todas aquellas que la empresa nos ha avisado que están dañadas».

En la actualidad, estos depósitos subterráneos se encuentran localizados en la zona de Port Saplaya y en el casco urbano, llevándose a cabo las mejoras en ambos barrios.

El barrio que sigue contando con contenedores tradicionales es la zona la Patacona, donde el Consistorio no contempla la instalación de esta tipología de depósitos, a pesar de ser una reivindicación vecinal. «El anterior equipo de gobierno ya no los puso y por el momento no esta previsto habilitarlos. Este tipo de contenedores cuestan siete veces más que los normales, tanto por su mantenimiento como por su construcción, y la zona no es la más recomendada», detalló Dueñas.

Fotos

Vídeos