Alboraya suspende las negociaciones con los amarristas tras agravarse la crisis

Decenas de embarcaciones apartadas por Egusa en una zona del puerto sin  servicios. / lp
Decenas de embarcaciones apartadas por Egusa en una zona del puerto sin servicios. / lp

El consejo de la empresa municipal desconvoca la comisión entre ambas partes horas antes de su celebración y evita dar otra fecha para un nuevo encuentro

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

Las negociaciones entre la firma pública de Alboraya y los amarristas afectados por la subida de tasas del puerto de Port Saplaya saltó ayer por los aires, después de que en los últimos días la tensión entre ambas partes hubiese ido aumentado.

El consejo de administración de la Empresa de Gestión Urbanística y de Servicios de Alboraya (Egusa) suspendió la comisión entre ambas partes que estaba prevista ayer con el objetivo de seguir estudiando la propuesta de convenio entre las asambleas de amarristas de la marina y Egusa. Este documento planteaba una reducción de las tasas de ocupación de un 36%, con respecto a los precios actuales, que fueron aumentados el pasado verano, provocando una oleada de críticas y generando que una gran cantidad de propietarios se negasen a pagar.

Según confirmaron algunos de los afectados a LAS PROVINCIAS, «esta mañana un responsable del ente nos ha avisado que se había suspendido la reunión». «No nos han dado ninguna otra información, ni los motivos, ni otra fecha para llevar a cabo otro encuentro», detallaron los usuarios del puerto, que acusaron al presidente del consejo de administración, Agustín Martí, de «haber roto de manera unilateral las negociaciones».

Los usuarios acusan a Egusa de «romper de manera unilateral» el proceso para buscar un acuerdo La dirección de la firma pública se reunirá hoy para decidir próximas actuaciones al respecto

«Se les infla la boca hablando de que quieren hablar con nosotros para que lleguemos a un acuerdo y a la primera de cambio evitan que nos sentemos juntos», denunciaron los perjudicados.

Por su parte, el responsable de Egusa admitió ayer la suspensión de este encuentro y evitó dar explicaciones al respecto. En esta línea, el representante evitó concretar si seguirán las negociaciones o no, y si esta reunión se trasladará a otra fecha. Al respecto, recalcó que hoy «hay una reunión del Consejo de Egusa y veremos que actuaciones llevamos a cabo».

Precisamente, las acusaciones entre este grupo de amarristas y Martí habían sido constantes durante los últimos días, después de que el responsable pidiera a aquellos usuarios que no hacían frente a los pagos de las cuotas de uso «que se marcharán» de la marina, y de los cuales aseguró «estar harto». A raíz de estas declaraciones, estos residentes exigieron al alcalde del municipio, Miguel Chavarría el cese del portavoz. Por su parte, Martí aseguró «tomarse a risa» la petición y subrayó su intención de mantenerse en el cargo, con el apoyo del alcalde.

«Consideramos que esto es una pataleta del presidente por todo lo que se ha dicho esta semana, pero esto es una prueba plausible de que con el no se puede acordar nada, porque no es un buen interlocutor», criticaron los propietarios, que lamentaron que Martí «tenga el respaldo del alcalde y también de otros partidos como EU y Compromís».

Los afectados siguen demandando llegar a un acuerdo a partir de la propuesta planteada hace semanas, además de la liberación de aquellas embarcaciones que han sido inmovilizadas por la firma pública en una zona sin servicios.

Sin embargo desde la entidad aseguraron que «esta propuesta generaría unas pérdidas de cerca de 100.000 euros en las cuentas de Egusa, a las cuales tendrían que hacer frente el Consistorio, a través del dinero de los impuestos de los vecinos del municipio, y lo que no podemos es consentir que el uso de una instalación que usan unos pocos, la paguen todos los residentes».

Sin embargo, los amarristas acusaron al socialista de «hacer demagogia» y recordaron que «el agujero en las cuentas de la compañía municipal y la huida de usuarios del puerto es consecuencia de una mala gestión y lo que pretenden es echarnos la culpa de esto».

Fotos

Vídeos