Alboraya pide «que se marchen» los amarristas de Port Saplaya que no pagan

Unas embarcaciones amarradas en el puerto de Port Saplaya. / lp
Unas embarcaciones amarradas en el puerto de Port Saplaya. / lp

Desde la empresa pública municipal aseguran que «están hartos» de la situación, mientras PP y Cs se muestran a favor de negociar con los usuarios y rebajar las tarifas

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

El presidente del consejo de administración de la Empresa de Gestión Urbanística y de Servicios de Alboraya (Egusa), Agustín Martí, denunció ayer que en el ente público ya están «hartos de la situación que están generando en la instalación los usuarios que no hacen frente a las tasas de uso del puerto de Port Saplaya». En esta línea, el responsable pidió a estos amarristas «que se marchen de una vez y dejen de dañar la imagen de la marina y de Alboraya».

El portavoz se mostró así partidario de que «se vayan» de la zona aquellos clientes que se rebelaron contra la subida del precios marcada por esta entidad el pasado verano y que se han negado a pagar las tasas desde entonces. Una situación que ha terminado en los tribunales y que ha provocado que desde Egusa se inmovilizaran una gran cantidad de barcos hasta el abono de la deuda.

Los usuarios entregaron hace unas semanas, por registro de entrada, una propuesta de convenio entre las asambleas de amarristas de la marina y Egusa, la cual planteaba una reducción de las tasas de ocupación de un 36% con respecto a los precios actuales.

El responsable de la firma apuntó que «la mayoría de los clientes del puerto abonan la cuantía»

Sin embargo, el presidente de la empresa recordó que «les pedimos que pagaran todo lo que adeudan hasta el mes de noviembre, antes de sentarnos a negociar con ellos y no lo han hecho» y apuntó que «hacen lo que les da la gana». «Son una minoría, no más de 20», advirtió Martí refiriéndose a los amarristas morosos.

En concreto recordó que «el índice de ocupación en este momento del puerto es del 58%, con 168 barcos, cuando la instalación vecina de Puebla de Farnals tiene una ocupación de 60%, por lo que la bajada de ocupación ha sido generalizada y no responde a nuestra gestión». «Hay incluso gente contenta con las nuevas tasas, porque están pagando menos que antes», recalcó.

Asimismo, el portavoz de Egusa, apuntó que «estas personas están mintiendo» y, para explicar esta afirmación señaló al respecto que «no es cierto que no haya ningún servicio nuevo que acompañe a la subida de los precios, ya que ahora hay un marinero más, y también se les han ofrecido horas gratis de aparcamiento o descuentos en el uso de la grúa, entre otros».

Por su parte, desde diferentes formaciones políticas locales criticaron ayer la gestión que el PSPV está llevando a cabo en el puerto y se mostraron favorables a reducir el precio de las tasas. La responsable del PP, Virginia Garrigues apuntó que «no puede ser los precios que se pagaban antes, pero tampoco los que se pagan ahora, se tiene que llegar a un punto medio», como una fórmula para acabar con esta polémica.

Garrigues también recordó que el Grupo Municipal Popular ha presentado un escrito exigiendo que «no se retiraran barcos, al no haber una orden judicial para ello». «Si yo no pago el impuesto de circulación a mi me multan, pero no me pueden quitar el coche», apuntó la edil, como un ejemplo.

De igual manera, el portavoz de Ciudadanos, Vicente Raga, aseveró que «la histórica enemistad que hay entre este colectivo y los socialistas» y criticó que el gerente de Egusa «se haya enrocado en su posición desde el principio, generando esta situación». Además, Raga recordó que «se han ido más de 40 barcos desde que empezó la crisis, y esto afecta no solo a Egusa, si no también a Port Saplaya y al municipio entero».

Más

Fotos

Vídeos