Alboraya pide al Consell otra conexión de autobús de Port Saplaya a Valencia

Un autobús metropolitano. / J. MONZÓ
Un autobús metropolitano. / J. MONZÓ

El pleno aprueba una moción institucional para demandar una parada en el barrio dentro de la línea 115 que conecta Sagunto y el cap i casal

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

El Ayuntamiento de Alboraya aprobó en el último pleno una moción institucional para pedir al Consell una nueva conexión de autobús entre el barrio marítimo de Port Saplaya y Valencia.

En esta línea, la moción, que nació a propuesta del grupo de Esquerra Unida demandaba «solicitar a la Generalitat Valenciana una nueva parada en Port Saplaya de la actual Línea 115 de autobús, que une Sagunto y Valencia».

La actuación se llevó a cabo después de que desde la Asociación Cívica y Cultural de Port Saplaya pidieran el pasado septiembre, una solución a la Generalitat Valenciana que terminara con «el grave aislamiento que sufren los residentes de este barrio marítimo a pesar de la cercanía que hay con la ciudad».

En esta línea, varios representantes de la agrupación vecinal reivindicaron «mejorar las conexiones que hay actualmente entre esta zona residencial, ya que no hay servicio de metro, ni de cercanías y el servicio con autobús es muy reducido».

Para ello, los vecinos solicitaron, en una reunión con la Dirección General de Transporte, esta nueva conexión de la cual el hemiciclo ahora se ha hecho eco, y que solicita incluir en el actual itinerario que presta AVSA, una parada más, en concreto situada en las rotondas de entrada a Port Saplaya, y que sería la primera parada urbana antes de la que hay actualmente y que se sitúa en la ciudad de Valencia, junto a la Universidad Politécnica

En la actualidad, presta un servicio de autobús de playas, que une El Puig y Valencia, pero que solo tiene una frecuencia fluida en temporada estival, mientras que durante el resto del año a algunos autobuses les llega a separar más de una hora.

«La idea es poder mantener todos los servicios porque así conseguiríamos tener una conexión con la capital de entorno a unos 20 minutos», detallaron.

De igual manera, también se trasladó al pleno el debate sobre la necesidad de mejorar el actual servicio municipal de autobús que une el casco urbano, y las zonas residenciales frente a la fachada marítima de la Patacona y Port Saplaya.

Los residentes siguen solicitando que se mejore el actual servicio, que no llegaba hasta el final de la avenida de la huerta los sábados y que no funciona los domingos. «Han vuelto a realizar el recorrido completo los sábados, pero no sabemos si esto va a ser de manera permanente porque no nos han aclarado nada», explicaron desde la agrupación vecinal.

Precisamente, los vecinos reunieron en los últimos meses centenares de firmas con el objetivo de mejorar este itinerario. En concreto los afectados vienen denunciando «la enorme antigüedad de los autobuses de esta línea, que no está adaptada para las personas mayores».

Igualmente, denunciaron «la asiduidad con la que se estropean los dos autobuses de los que dispone el Consistorio, lo que obliga a suspender el servicio muy a menudo, dejando sin medio de transporte público interno a la localidad».

Por su parte, desde la empresa pública Egusa aluden al reducido número de usuarios que tiene este servicio municipal.

Fotos

Vídeos