Alboraya exige a la conselleria mejoras en el centro de menores de Les Palmeres

El centro de acogida de Les Palmeres de Alboraya, en una imagen de archivo. / tormo

El pleno aprueba una moción con el respaldo de todos los partidos políticos para demandar a Igualdad que ejecute la modernización del complejo «cuanto antes»

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

«Instar a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas a que realice, cuanto antes, los arreglos y mejoras necesarios en el centro de recepción y acogida de menores de Les Palmeres». Esta es la demanda, recogida en la moción institucional aprobada en el último pleno municipal de Alboraya, que hizo coincidir en el sentido del voto a todos los partidos políticos con representación en la localidad.

La petición exige de manera «urgente» a la Generalitat que se modernicen las instalaciones de este centro de acogida, que tiene más de treinta años, ante las deficiencias que sufre provocadas por el paso del tiempo. Humedades, falta de pintura, mobiliario obsoleto o el desbordamiento de la vegetación de los jardines son solo algunos de los problemas que presenta este emplazamiento, situado en plena huerta del municipio.

«La instalación debería estar en el mejor estado posible y lamentablemente el centro presenta una situación que con la inversión adecuada se solventaría, algo que debería ser primordial, ya que hablamos de menores que han de residir allí por causas excepcionales y, por tanto, el entorno en el que pasan gran parte de su tiempo debería estar en las condiciones adecuadas», dicta la moción.

«Es urgente que la conselleria se arremangue», aseguró el primer edil del municipio, Miguel Chavarría. Desde el Ejecutivo subrayaron la necesidad de que «el centro sufra una buena reforma con carácter inmediato», no obstante apuntaron a que «los chavales están bien atendidos, pero el centro ya es antiguo y las instalaciones deben modernizarse».

La situación deja en evidencia la necesidad de mejoras que sufren este tipo de instalaciones públicas y de gestión directa en la Comunitat, el modelo de funcionamiento que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, quiere imponer en todas las dotaciones de este tipo para que en el año 2020 este servicio sea «íntegramente público».

Incluso, la responsable de Compromís, llegó a defender recientemente que los derechos de los niños no podían estar «supeditados» a los de las empresas privadas.

En el caso de Alboraya, también los responsables de Compromís respaldaron la petición de mejoras, presentada inicialmente por Esquerra Unida, subrayando que «la instalación cumple una función muy importante y está bien que se garantice que los menores disfrutan de las mejores condiciones en el centro».

Dicha infraestructura abrió sus puertas en este municipio de l'Horta en el año 1987, y está en funcionamiento de manera ininterrumpida desde entonces. No obstante, pese a que en principio prestaba sus servicios para niños y niñas de cero a ocho años, desde hace algún tiempo, acoge también a menores de hasta doce años.

Por el emplazamiento, que cuenta con 25 plazas para residencia y 14 para acogida, llegan a pasar hasta 120 menores al año que ingresan por encontrarse en situación de desprotección, desamparo, procedentes de familias altamente desestructuradas y que, en muchos casos, han vivido situaciones de maltrato o abandono.

Fotos

Vídeos