Alboraya estudia medidas para evitar los atascos en el acceso a la ronda norte

Vehículos en la entrada sur de Alboraya, donde suelen producirse atascos. / DAMIÁN TORRES
Vehículos en la entrada sur de Alboraya, donde suelen producirse atascos. / DAMIÁN TORRES

El Ayuntamiento culpa al Consistorio de Valencia de no haber llevado a cabo la coordinación semafórica en la rotonda de Alfahuir por los problemas burocráticos

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

El Ayuntamiento de Alboraya está dispuesto a acabar con los grandes atascos de tráfico que se dan en la entrada sur del municipio, junto a la rotonda de Alfahuir y que da acceso a la ronda norte.

La zona, donde comienza la avenida de la Horchata, se convierte en un auténtico embudo, para todos los vehículos que acceden a Alboraya o a la capital del Turia por esta vía, más todos los que entran y salen también por el camino Maestro Serrano Párale. Esta situación da lugar a una estampa cada vez más común, que deja un entramado de tráfico complicado, con coches entrecruzados y que provoca retenciones de más de 30 minutos en las horas puntas.

Para evitar esta situación, desde el Consistorio están estudiando las diferentes opciones que habría sobre la mesa para conseguir un tráfico más fluido, en el que es el principal acceso de la localidad con el cap i casal. Así lo aseguró a este periódico, Sebastián Torres, concejal de Desarrollo económico y Seguridad Ciudadana, que señaló que «se está negociando con la Policía Local la viabilidad de un proyecto de mejora en la zona».

No obstante, el regidor aseveró que «uno de los problemas que hay en esta entrada es la falta de la coordinación semafórica de los dispositivos locales con los de la ciudad de Valencia, que son los que mandan sobre los nuestros».

En esta línea, explicó que «cuando los semáforos de Alboraya se ponen en verde, los de la salida de la rotonda ya están en rojo, lo que provoca que el tráfico se vaya acumulando y ralentice el flujo de los coches, provocando que las colas se hagan cada vez más largas y se agraven los atascos».

No obstante, el edil explicó que «hemos hecho nuestro trabajo y hemos mantenido las conversaciones oportunas con el Ayuntamiento de la capital del Turia, y es por culpa de la burocracia de ese Consistorio que a día de hoy todavía no se ha podido llevar adelante». «Por más que nosotros hagamos nuestra parte, si Valencia no hace la suya, no se puede solucionar».

No obstante, Torres avanzó que, a pesar de que «esta intervención aún no ha sido posible, ya hay otras opciones que confiamos en que den resultado, pero estamos revisando la viabilidad de las mismas».

De igual manera, fuentes municipales advirtieron que «los problemas de tráfico más graves se producen durante los fines de semana, especialmente cuando se celebra algún partido en el estadio Ciutat de Valencia, que se encuentra en las inmediaciones de la localidad».

«Los días que el Levante juega algún partido los coches aparcan en los arcenes y junto a la rotonda de acceso y todo esto elimina carriles de tráfico que agravan los problemas de circulación, un asunto en el que también interviene el Ayuntamiento de Valencia y la Policía Local», apuntaron.

El asunto se ha convertido ya en uno de las principales críticas de los vecinos de la zona. En concreto los afectados aseguran que «lo que no se puede asumir es que cada vez que tengamos que salir o entrar podamos estar parados hasta 20 minutos», lamentaron.

De este modo, los vecinos denunciaron que «a veces, el camino de que bordea la localidad queda totalmente colapsado, lo que obliga a muchos vecinos a cruzar toda la huerta y salir al cap i casal desde la Patacona por Serreria o Tarongers».

«La situación se da todos los días a primera hora de la mañana, a medio día y por la noche», explican los afectados, que además subrayaron que «las situaciones más graves se dan los fines de semana». «El punto es muy conflictivo, no solo por el elevado cruce de direcciones que confluyen en un mismo punto, sino porque además hay diferentes negocios muy populares, como horchaterías y varios concesionarios a los que acude mucha población de diferentes municipios».

En esta línea, los residentes pidieron que «mientras que el Ayuntamiento no ponga una solución a este problema, destine dispositivos policiales en la zona para agilizar el flujo de tráfico, ya que nunca hay vigilancia en la zona, a pesar de que se sabe que es un espacio conflictivo».

Además recordaron que «hay algunos semáforos que están en condiciones pésimas y que es necesario cambiar, ya que podrían dar lugar a algún incidente».

Fotos

Vídeos