Alboraya estudia cómo cerrar las naves ocupadas en el polígono de La Patacona

Estado de una de las naves abandonadas. / lp
Estado de una de las naves abandonadas. / lp

El Consistorio intenta localizar a los dueños de las naves y analiza la viabilidad de ejecutar medidas urbanísticas para poder blindar los almacenes abandonados

DANIEL NAVARRO ALBORAYA.

El Ayuntamiento de Alboraya quiere poner solución al asalto de las naves abandonadas en el pequeño polígono de La Patacona. Precisamente, tal y como ya avanzó LAS PROVINCIAS, los vecinos del barrio denunciaron que en los últimos meses varios de estos almacenes habían sido ocupados, provocando que las instalaciones quedaran abiertas durante el día.

Al respecto, desde el Ayuntamiento de Alboraya aseguraron ayer a este periódico que están trabajando con el objetivo de que las naves queden cerradas, impidiendo así el acceso de estos usuarios, los cuales «buscan principalmente chatarra y enseres de los que sacar beneficio económico». En esta línea, desde la concejalía de Urbanismo se trabaja para poder contactar con los dueños de estas instalaciones impidiendo así nuevos accesos o la entrada de personas ajenas a las mismas.

No obstante, desde el Consistorio están estudiando la viabilidad de poder ejecutar una disciplina urbanística en la zona, con el objetivo de lograr el cierre de las mismas ante el «riesgo de inseguridad».

El Equipo de Gobierno asegura que el interés de los inversores para actuar en la zona está creciendo

«En teoría es una zona privada y no se puede actuar sobre la misma si un juez no lo autoriza», explicó el responsable de Seguridad en el Consistorio, Sebastián Torres. «No obstante, estamos estudiando la viabilidad y la legalidad de poder acometer el cierre de las puertas, para que la zona no se siga degradando y que se repita el problema», explicó el responsable.

En esta línea, Torres subrayó la importancia de «hacer bien las cosas» y de «encontrar una solución definitiva» a este problema. «Lo que no tiene ningún sentido es que se cerraran y al día siguiente las hubiesen vuelto a abrir», aseveró el portavoz.

Igualmente, parece que la solución más eficiente pasaría por cegar las puertas de acceso de las naves que se han abierto, o bien soldar las mismas, impidiendo así que estos grupos puedan forzar estas dotaciones al dejarlas blindadas. Si bien esta solución parece inicialmente más efectiva que otras como las de colocar cadenas con candados.

De igual manera, Torres recalcó que el inmueble de los Silos de Vinival, localizado en el mismo polígono y reconocido con un premio nacional de arquitectura, «cuenta con vigilancia privada colocada por los propietarios de la instalación». El responsable respondió así a las advertencias de los residentes, que alertaban del riesgo de incendio al poder observarse en los alrededores del edificio hogueras encendidas durante la noche. «Las mismas personas que se encargan de proteger la instalación son los que encienden las hogueras», explicó Torres.

Asimismo, desde el Ayuntamiento se sigue negociando con algunas empresas para intentar ejecutar acometidas de luz desde las instalaciones para poder sacar algún foco al camino 27, o bien llevar a cabo una conexión con la red de las calles aledañas. El Consistorio quiere así acabar con los problemas de esta vía, la cual cruza este pequeño polígono, que carece de alumbrado, y cuya iluminación ha sido solicitada en diferentes ocasiones por la Asociación de Vecinos Patacona - Vera.

Reurbanización pendiente

La zona afectada son los restos de un polígono a extinguir pendiente de urbanización. La intención del equipo local es dinamizar y reurbanizar la zona, cuando la situación económica lo permita, pero mientras tanto siguen pidiendo la colaboración de los ciudadanos para mantener el lugar lo mejor posible, al sufrir este espacio constantes vertidos ilegales.

«Sabemos que se está degradando a gran velocidad, pero lo que queremos con estas actuaciones es impedirlo», subrayó el portavoz de Seguridad. El regidor avanzó que «está creciendo el interés de los inversores para actuar sobre la zona, pero una reurbanización es algo que requiere tiempo».

Precisamente, el año pasado el Equipo de Gobierno ofreció a la Universidad Europea los Silos para llevar a cabo la próxima sede del centro educativo en la Patacona, tras los problemas surgidos con el Ejecutivo valenciano, aunque poco se sabe desde entonces.

El excalde del PP, Manuel Álvaro, ya en 2007 proyectó convertir el inmueble en un gran centro cultural para uso y disfrute del barrio, que sería un referente de recuperación del patrimonio industrial. ELa intervención pretendía conservar la fachada exterior del edificio y reformar de manera integral el interior y sus alrededores. Sin embargo, la crisis paralizó el plan.

Fotos

Vídeos