Albal cierra 2017 con un superávit de 1,9 millones de euros

Este resultado se achaca a la contención del gasto, la amortización de la deuda y las inversiones financieras sostenibles

A. DASÍ ALBAL.

El Ayuntamiento de Albal ha cerrado el año 2017 con un superávit de 1,9 millones de euros. Este nuevo dato «se suma a los buenos resultados económicos de los últimos meses, donde entre otras cifras positivas ha presentado el presupuesto municipal con la cancelación total de la deuda», como señalan fuentes municipales.

Esta buena situación financiera se achaca desde el área económica a «la buena gestión realizada en los últimos años, donde se ha priorizado la contención del gasto, se ha hecho una utilización eficiente de los superávits anteriores, se ha ido amortizando deuda cada año y se ha realizado inversiones financieramente sostenibles, que no computan como gasto según la ley de estabilidad presupuestaria».

La concejala de Hacienda y teniente de alcalde, María José Hernández Vila, señala que este buen momento económico «es producto del esfuerzo de mucha gente, incluidos tanto técnicos municipales como los vecinos y vecinas que cumplen con sus obligaciones tributarias». Para Hernández una de las claves ha sido «no malgastar ni un euro, porque en lugar de endeudar más el Consistorio se ha priorizado eliminar la deuda, adelantar el pago a proveedores y congelar los impuestos y tasas municipales».

Otros de los factores que ha permitido cerrar el año con este superávit ha sido «el cumplimiento del llamado techo de gasto, que significa no incrementar el gasto público por encima de lo marcado por el Gobierno de España, que para 2017 era un 2,10% respecto al año anterior».

Con el cierre del ejercicio de 2017, el remanente de tesorería se sitúa en la actualidad en unos 6,1 millones de euros. Esta cantidad es la resultante del dinero municipal depositados en entidades bancarias, más las cantidades pendientes de cobro menos las obligaciones pendientes de pago.

La concejala subraya que esta buena situación económica «debe repercutir de manera inmediata en mejorar el municipio y los servicios municipales», ya que «a pesar de las trabas del ministro Montoro desde 2011 para que los Ayuntamientos no puedan invertir su superávit en aquello que consideraran necesario en sus municipios, esto va a cambiar de manera inmediata, lo que permitirá realizar más inversiones».

Fotos

Vídeos