Admitida a trámite la denuncia por injurias contra una edil de Compromís en Burjassot

El partido frenó el nombramiento de un policía como intendente y denunció que «había sido condenado por amenazar a concejales»

D. NAVARRO BURJASSOT.

El juzgado de primera instancia e instrucción número uno de Paterna ha admitido a trámite la querella del oficial de policía, Leopoldo Bonías, contra la concejala de Compromís, Lluna Arias, por injurias.

En la querella interpuesta, el oficial alega la vulneración del «derecho al honor», en relación a las denuncias vertidas desde la formación de Compromís Burjassot, en las que se aseguraba que el agente era «un individuo estrechamente vinculado a la extrema derecha valenciana», que empleaba «dudosos métodos en el ejercicio de su trabajo» y que «había sido condenado por la Audiencia Provincial y por el Tribunal Supremo por amenazar, pistola en mano, a regidores y a otros policías».

Desde el partido se llevaron a cabo estas declaraciones con el objetivo de intentar frenar el nombramiento de Bonías como responsable general en el cuerpo de la localidad. El nombramiento estaba previsto para diciembre e iba a tener un periodo inicial de duración de 6 meses, hasta que se pudiese cubrir este puesto de forma definitiva. De hecho, desde el Consistorio ya se había firmado un decreto para solicitar al Ayuntamiento de Valencia el inicio de los trámites necesarios para que dicho empleado público ocupase la comisión de servicios en el municipio. Sin embargo, Compromís amenazó con que su nombramiento «tendría consecuencias» en el seno del bipartito local.

La responsable de Compromís ya acudió a un acto de conciliación y aseguró estar «muy tranquila». En esta línea, desde la formación local y desde su partido en otras localidades se quiso arropar a la responsable en dicha comparecencia ante el juez de paz.

Fotos

Vídeos