Adiós a la primera fallera mayor de Torrent

Amparín Miquel.
Amparín Miquel. / lp

Fallece en Torrent, a los 93 años, Amparín Miquel, fundadora de la falla La Plaça La representante fue homenajeada este año en el 75 aniversario de su comisión donde se destacó su figura en la historia de la fiesta

DANIEL NAVARROTORRENT.

Torrent despidió ayer a una de las máximas representantes de sus fiestas falleras y una de las embajadoras más importantes de las Fallas en el municipio.

La comunidad cultural de la capital de l'Horta Sud se vistió de luto tras el fallecimiento de la primera fallera mayor de una comisión local, Amparín Miquel. La popular vecina, que fue la máxima representante de la agrupación La Plaça en 1944, murió el miércoles a los 93 años de edad, dejando un vacío insustituible, no solo en su comisión, sino también en todas las agrupaciones involucradas en el mundo de las fiestas torrentinas.

Las muestras de duelo y los mensajes de apoyo a los familiares de Amparín se sucedieron desde todos los ámbitos de la ciudad. Muchos fueron los amigos y compañeros que decidieron acercarse en el día ayer a despedir sus restos mortales que estuvieron expuestos en el Tanatorio Mémora de Torrent, junto al cementerio local. El entierro será hoy por la mañana, tras una solemne misa de despedida que se llevará a cabo en la parroquia de San José, a las 11 horas. Del mismo modo, desde la falla La Plaça destacaron ayer a Amparín como una integrante que formará parte para siempre de la historia de la comisión y del folclore local.

«Amparín Miquel, nuestra primera fallera mayor en 1944, y primera fallera mayor en Torrent, nos ha dejado hoy. Gracias a ella hemos podido vivir grandes y emotivos momentos durante este año en la celebración de nuestro 75 aniversario, tanto en la gala como en la ofrenda de flores a nuestra Patrona».

«Descansa en Paz, Amparín. Un fuerte abrazo de tu querida comisión de la Falla de la Plaza. Siempre te traeremos en nuestros corazones», añadieron.

Precisamente este año, la agrupación celebró una gala conmemorativa en el Auditori de Torrent, el cual fue el último gran acto público al que acudió Amparín. Un sentido acontecimiento en el que la falla quiso destacar, a través de cada década de historia en La Plaça, a cada una de sus falleras mayores y de sus presidentes, en representación de todos los vecinos que en algún momento estuvieron unidos en esta conocida comisión.

En concreto, el momento más emotivo del encuentro se dio con la aparición en el escenario de Amparín, acompañada de Laura Bohigues, que también fue fallera mayor de la comisión en el año 1956.

La sorpresa hizo ponerse en pie a todo el público del auditorio, en el que se encontraban además de representantes de todas las comisiones del municipio, miembros de las fiestas falleras de toda la comarca y del cap i casal, junto a representantes políticos del Ayuntamiento de Torrent.

Fuentes del Consistorio lamentaron también públicamente el fallecimiento de Amparín y se sumaron a todos los mensajes de apoyo recibidos por su familia.

Fotos

Vídeos