La abstención de EU para aprobar las cuentas tensa el Ejecutivo de Almàssera

Ramón Puchades y Andrés Jiménez. / lp
Ramón Puchades y Andrés Jiménez. / lp

El alcalde lamenta que sus socios «estén pendientes de las elecciones» y Esquerra Unida le acusa de «querer imponer su programa» y de «insolidario»

DANIEL NAVARRO ALMÀSSERA.

La relación entre PSPV y EU dentro del Ejecutivo de Almàssera parece cada vez más tensa. Los desencuentros menores que se han ido dando a lo largo de la legislatura parecen haber enturbiado la relación entre ambas formaciones, situación que vino a detonar en el pleno de presupuestos, donde Esquerra Unida decidió abstenerse en la votación y acusó de manera directa al primer edil como responsable de que los presupuestos vuelvan a estar prorrogados.

El actual primer edil socialista, Ramón Puchades, accedió a la alcaldía del municipio con el apoyo de otros tres partidos (Compromís, Almàssera Si puede-ASIP, y EU). Sin embargo, los de Esquerra Unida fueron los únicos partidarios de acceder al Gobierno local. Sin embargo, pese a lo que se podía esperar, Puchades recibió el voto a favor de Compromís con respecto a las cuentas, pero no el de sus socios de gobierno.

El portavoz de EU, Andrés Jiménez, criticó duramente las cuentas, alegando que eran «poco sociales, y no tienen sensibilidad». En esta línea, le reprochó al primer edil «no hacer las reuniones necesarias para conseguir los apoyos de quien en su día lo invistieron alcalde» y aseguró que «de que estos presupuestos no salen adelante, no hay más que un culpable, el alcalde».

De igual manera, recalcó que «con un 20% de los votos, Puchades quiere imponernos un programa electoral a todos» y le demandó que «vuelva a reunirse con todos los partidos y planteé otra propuesta de presupuestos que tenga como punto de partida el proyecto con 182 medidas que aprobamos para la investidura».

Por su parte, el alcalde socialista lamentó que «a pesar de habernos reunidos con todos los partidos, salvo con el PP, EU haya decidido optar por no aprobar los presupuesto, haciendo quedar tan mal al Ejecutivo». El responsable aseguró que «no hay por donde coger la actuación de Esquerra Unida, ya que hemos hecho un gran trabajo para intentar sacar las cuentas adelante» y criticó que sus socios «estén más pendientes de las próximas elecciones que de aprobar los presupuestos».

El responsable denunció que «no se haya querido sacar adelante una propuesta que incrementaba el gasto social y dedicaba un 30% a pagar deuda». No obstante, manifestó que «no hay una crisis en el Ejecutivo, ya que seguimos trabajando cada uno dentro de nuestras áreas con normalidad».

Por su parte, desde el grupo popular lamentaron que «el Gobierno local no ha conseguido sacar adelante ningún presupuesto esta legislatura a través del pleno» y recordaron que las cuentas de 2016 fueron aprobadas en Junta de Gobierno Local, sin que a la votación acudiese el representante de EU».

Los populares recordaron que durante el pleno de presupuestos para el ejercicio 2018, el alcalde «tuvo que soportar intensas críticas de los partidos que le invistieron». «Por su parte el portavoz de Almàssera, si puede criticó duramente los presupuestos presentados, terminando su intervención diciendo a alcaldía usted como socialista es un fraude», concluyeron los populares.

Fotos

Vídeos