Las Provincias

Marenostrum invalida 1.500 entradas repartidas entre los vecinos de Alboraya

Colas de jóvenes en el reparto de entradas gratuitas de Alboraya. :: lp
Colas de jóvenes en el reparto de entradas gratuitas de Alboraya. :: lp
  • La promotora canjea los abonos gratuitos por descuentos del 50% en las pases para el festival que pretende reubicarse en la Marina de Valencia

La promotora del festival de música electrónica Marenostrum Xperience ha decidido dejar sin validez las cerca de 1.500 entradas gratuitas que se repartieron en dos tandas entre los vecinos del municipio de Alboraya, después de que el festival haya tenido que ser reubicado en Valencia.

La organización rompe así toda relación con este municipio de l 'Horta, tras el rechazo del consejo de la empresa municipal de Alboraya Egusa a ceder los terrenos del Centro Comercial de Port Saplaya donde iba a llevarse a cabo el evento, algo que ya avanzó en exclusiva LAS PROVINCIAS. De esta manera, los residentes que habían acudido a los repartos masivos de entradas que la empresa había llevado a cabo frente al consistorio y en Port Saplaya, ya no podrán disfrutar de la nueva edición del festival, al menos de manera gratuita.

La empresa permitió a todos aquellos jóvenes que contaban con su abono gratuito por ser residentes en Alboraya permutarlos por descuentos del 50% en la adquisición de cualquier tipo de abono, hasta el pasado 16 de abril. Una modificación que fue avisada en un comunicado a través de la web del encuentro y directamente a los afectados.

«Se han enviado mensajes a los teléfonos de los residentes para que supieran que podían cambiar estos abonos repartidos», detallaron desde la organización. «No obstante, como sabemos que ha habido gente que no se ha enterado de los cambios al estar las fiestas de Semana Santa por en medio, tenemos previsto ampliar los plazos, porque hay muchas personas que ya se han beneficiando de esta oferta», explicaron los promotores del Marenostrum Xperience.

Sin embargo, algunos afectados están descontentos con el cambio en las condiciones y denunciaron que «pese a que se haya modificado la ubicación del encuentro, eso no impide que sigamos teniendo estas entradas gratuitas». En esta línea, recordaron que «hicimos más de dos horas de cola para tener estas entradas y ahora lo único que nos ofrecen son descuentos». Además aseveraron que «para que se nos dieran estos pases, se nos obligó a firmar un manifiesto de apoyo al festival, una cifra de defensores que les ha venido muy bien».

La organización del encuentro lamentó que «la irresponsabilidad de los políticos de Alboraya haya afectado a estos 1.447 jóvenes de la localidad que no pueden disfrutar de su abono gratuito, a pesar de apoyar incondicionalmente la celebración del evento». Asimismo, aseguraron que «con esta oferta queremos demostrar que nosotros no vamos a dejar abandonados a todos esos jóvenes alborayenses que quieren venir al Marenostrum, y que pensamos en ellos».

Asimismo, los promotores agradecieron el apoyo a los presidentes de asociaciones de comerciantes de Port Saplaya y Patacona y a los más de 50 comercios que rubricaron su apoyo al festival, tanto por escrito como públicamente.

El Marenostrum está inmerso en los preparativos del encuentro en su nueva ubicación, la Marina Sur de Valencia, y de hecho ya promocionan la cita en este emplazamiento, a pesar de que fuentes del Consorcio Valencia 2007 aseguraron que todavía no se había autorizado la celebración en esta ubicación.

El emplazamiento no es nuevo, de hecho el año pasado la firma traslado 'in extremis' la anterior edición del festival a la Marina Real después de que la Conselleria de Obras Públicas emitiera un informe desfavorable, impidiendo la celebración del encuentro en la partida de Els Peixets, también en el municipio de Alboraya.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate