Las Provincias

Burjassot elimina dos plazas de policía para nombrar a un intendente general

Dos vehículos de la Policía Local, en un barrio de Burjassot. :: lp
Dos vehículos de la Policía Local, en un barrio de Burjassot. :: lp
  • El Consistorio justifica la designación del puesto por el crecimiento de la localidad y Ciudadanos denuncia que costará 60.000 euros al año

E1 Ayuntamiento de Burjassot amortizará dos plazas del cuerpo de la Policía Local con el objetivo de crear la máxima figura existente dentro de este organismo: el puesto de intendente general. El cargo, que tendrá una remuneración de cerca de 60.000 euros al año, obligará al Ejecutivo a modificar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para eliminar un puesto de agente y uno de inspector de la Policía Local.

La actuación fue criticada por los sindicatos de UGT y CC.OO en la última mesa de negociación, por el rechazo a la supresión de estos dos puestos inferiores y por la «falta de necesidad de crear esta figura», respectivamente. En la misma línea, la designación será debatida esta semana en una comisión informativa y en el pleno; y previsiblemente se aprobará con los votos a favor de los grupos del Gobierno Local (PSPV y Compromís).

El nombramiento ha recibido el rechazo del grupo municipal de Ciudadanos, que ha recordado que «el nuevo cargo de intendente general es el puesto más alto del escalafón de la Policía Local, y es obligatorio solo en localidades de más de 100.000 habitantes, tal y como indica la legislación de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad Valenciana; una cifra que esta lejos de los 37.000 de Burjassot».

La portavoz del partido naranja en Burjassot, Tatiana Sanchis, ha asegurado que se trata de «un cargo totalmente innecesario en una localidad que ya cuenta con jefes de policía suficientes, y lo que necesita son más agentes de calle, que es precisamente lo que se va a suprimir».

La representante ha denunciado que «la creación de esta nueva figura se debe a la incapacidad del equipo de Gobierno de solucionar los problemas que tiene con el actual jefe de la policía y lo que se ha hecho es pegar una patada hacia delante poniéndole un jefe a ese jefe». Asimismo, la regidora se ha preguntado «qué hará el alcalde si también tiene problemas con el nuevo intendente general, porque ya no le quedarán más puestos superiores para crear».

En esta línea, la edil avanza que ha exigido conocer «cuáles serán las funciones del actual jefe de policía, al que ni siquiera dejan entrar al edificio de la comisaría y al que nombraron asesor del concejal de Policía para poder sacarlo de su despacho». «Para Ciudadanos, esta solución es un derroche de los recursos públicos de los vecinos de Burjassot que ni siquiera soluciona el problema existente en el cuerpo de seguridad local», ha destacado.

Desde el Ayuntamiento apuntaron a la necesidad de tener un intendente general «ante el crecimiento de la localidad, que ha pasado de ser una ciudad dormitorio a tener todo tipo de servicios como universidades, hospitales, parques comerciales o una televisión pública». Además recalcaron que en la actualidad ya hay cerca de 50 agentes, además de varios intendentes e inspectores. De igual manera, desde el Ejecutivo recordaron que un informe del Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe) recomienda disponer de esta figura «por el número actual de efectivos de los que dispone el municipio».

En 2015 un Juzgado anuló el nombramiento del Intendente Principal de la Policía Local de Mislata por la falta de «requisitos suficientes para ser nombrado», a pesar de contar con más habitantes que Burjassot. La sentencia, nacida a raíz de un recurso sindical, se hizo también «con todos los informes técnicos favorables», tal y como señaló entonces el Ayuntamiento de Mislata.