Las Provincias

La conselleria respalda el rechazo de Paterna a subir el agua de la Cooperativa de La Canyada

La concejala visita los depósitos de agua de Paterna. :: lp
La concejala visita los depósitos de agua de Paterna. :: lp
  • El Ayuntamiento denegó hace un año el aumento «del 5% de las tarifas» pedido por la compañía que iba afectar a unos 5.000 usuarios entre socios y abonados

El asunto del suministro del agua en parte de La Canyada y El Plantío ha vuelto a la palestra con una reciente resolución de la Conselleria en la que ratifica la negativa del Consistorio «a subir las tarifas del agua como pedía la Cooperativa El Plantío-La Canyada».

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo ha rechazado el recurso de reposición interpuesto por la Cooperativa contra la resolución de la Dirección General de Comercio que desestimaba la subida de las tarifas por el servicio de suministro domiciliario de agua solicitada por dicha compañía. La Conselleria subraya «el pésimo rendimiento técnico» de la red de suministro, con «pérdidas inaceptables», ya que «de cada 100 metros cúbicos suministrados, se pierden 49 metros cúbicos», según refleja el informe.

La concejala de Infraestructuras, Nuria Campos, explicó ayer que con esta resolución, «la Conselleria suscribe la decisión del Ayuntamiento de Paterna de denegar la modificación de las tarifas del agua porque, tal y como consta en los informes técnicos municipales, las inversiones propuestas por la compañía no acreditaban la subida de precios solicitada, ya que el servicio de suministro seguía siendo deficiente, con averías e interrupciones frecuentes».

La resolución de la Conselleria califica de «pésimo» el rendimiento técnico de la red de suministro de agua de la Cooperativa, con unos «valores inaceptables», dadas las «continuas pérdidas de agua».

El documento indica que el servicio público de abastecimiento de agua «a las poblaciones es de competencia municipal, por lo que es el Ayuntamiento de Paterna, quien tiene la potestad de decidir las tarifas a aplicar y también para interpretar los contratos de la concesión, así como la autorización de las correspondientes inversiones en los abastecimientos».

Campos ha recordado que, actualmente, el servicio de suministro de agua que presta la compañía se encuentra «en proceso de reversión ya que, ante la caducidad de la concesión, el consistorio solicitó en julio del año pasado la recuperación del servicio para regularizar la situación».

El proceso afecta a unos 5.000 vecinos entre socios y abonados de La Canyada y El Plantío y otras urbanizaciones de San Antonio de Benagéber o la Pobla de Vallbona. La entidad defendió que la finalidad de los excedentes que se prevén en la estimación de costes sobre la tarifa solicitada «es la de renovación de tarifas obsoletas por antigüedad o calidad de las mismas, que originan fugas de agua repetitiva y que deben financiarse por vía de precios con la finalidad de que participan todos los que se beneficien de dichas inversiones» y que las inversiones para renovar las tuberías han de realizarse «con remanentes resultantes de ingresos ordinarios procedentes de las tarifas de agua». También defienden que la denegación de la modificación de tarifas puede poner en riesgo «el equilibrio financiero de la concesión».

La Cooperativa envió en 2016 cartas a sus 5.000 socios alertando de que el proceso de reversión del servicio, iniciado por el Ayuntamiento, podría incrementar los precios y que iba a defender «los intereses de la cooperativa y de sus socos».

Por su parte, el Consistorio recalcó que la concesión «había caducado en 2014» y que debía abrir el preceptivo expediente para «recuperar el servicio».