Las Provincias

La entrega de premios más reñida

  • El aumento de los presupuestos y la calidad de los monumentos complicó la deliberación de los jurados

  • Las mejores fallas reciben el oro entre lágrimas en una final contra reloj por culpa del temporal

valencia. Con los nervios a flor de piel, miles de falleros y falleras de l'Horta acudieron ayer a la esperada entrega de premios, tras la plantà más acelerada por culpa de la lluvia y el viento. El reparto de estandartes saldó muchos pronósticos y las lágrimas y los nervios de última hora se tornaron en saltos de alegría desbordada para los que ayer tarde ascendieron al podio.

La Falla Ramón y Cajal de Torrent se llevó el primer premio de la sección especial y el de ingenio y gracia, seguido de Àngel de l'Alcàsser y Avinguda. En infantiles, Avinguda se llevó el oro al casal, Ramón y Cajal, la plata, y Àngel de l'Alcàsser, el bronce, mientras que Antoni Pardo lograba el máximo galardón en ingenio y gracia. En primera, la Falla Sant Valerià logró el primer premio y Barri Sant Gregori lo hizo en infantil. El Premi Violeta fue para Sants Patrons i Adjacents y el Premi Valencià para Sant Valerià.

Además de la tradicional entrega de premios, Torrent vivió otro de los momentos más emotivos y esperados con el traslado de la imagen de la Virgen de los Desamparados que organiza la Falla La Cotxera, desde hace 48 años. La Geperudeta recorrió a hombros de los falleros, entre pétalos de flores y versos, el itinerario entre la parroquia del Bon Consell hasta la iglesia de la Asunción para la ofrenda de flores.

En Paterna, la Falla San Roque se llevó el oro y Dos de Mayo, lo hizo en la categoría infantil. El monumento titulado 'La nostra historia.... Interminable', obra de los artistas José Baixauli y Miguel Ángel Royo, fue la gran triunfadora en la categoría de Especial. El segundo puesto fue para Dos de Mayo y el tercero para Campamento. Grupos de la Merced se llevó el máximo galardón en sección primera, seguida de Mariano Benlliure y Vicente Mortes, que quedaron en segundo y tercer lugar.

En infantiles, Dos de Mayo se llevó los laureles, con el monumento titulado 'Una casa, un llar', obra del artista Vicente Almela. Le siguieron en el podio Alborgí y Gran Teatro. Jacinto Benavente-Alborgí se llevó el primer premio en Iluminación, San Roque se hizo con el del Llibret de Falla otorgado por el Ayuntamiento, y Mariano Benlliure con el de Junta Local Fallera. San Roque también se llevó al casal el primer premio de Calles Engalanadas.

Puçol celebró el acto de entrega de premios de las Fallas 2017 en el salón de actos del ayuntamiento, con la plaza Joan de Ribera abarrotada de falleros y falleras que celebraron no sólo cada uno de sus premios, sino también que las Fallas ya son Patrimonio de la Humanidad. Hostalets consiguió, entre otros, los dos primeros premios (infantil y falla grande); Antiga Muralla se llevó los primeros premios de mejor presentación, llibret e ingenio y gracia infantil; y Molí de Vent obtuvo el segundo premio y el de ingenio y gracia, ambos para la falla grande.

En Paiporta, el monumento de Mestre Serrano logró el oro, seguido de Plaça Cervantes y Verge dels Desamparats-Dr Fleming. Sant Antoni ganó el primer premio en la categoría infantil y Verge del Desamparats y Plaça Cervantes, el segundo y tercero, respectivamente.

Alboraya entregó el máximo galardón a la Falla Calvet, mientras que el primer premio en infantil fue para Rei en Jaume, comisión que llevaba más de diez años sin recibir un galardón.

En Catarroja la falla ganadora fue El Rabal, seguida de Albufera y El Charco. En infantil, se llevó el máximo reconocimiento Filiberto Rodrigo, seguida de El Mercat y El Rabal.

La Falla Bressol del Moble consiguió el primer premio otorgado por la Junta Local Fallera y el de la Generalitat Valenciana como la mejor de Sedaví en categoría mayor, por delante de Sant Torquat y Nou Sedaví, por este orden. Por otro lado en categoría infantil, venció Nou Sedaví, siendo segunda Bressol del Moble y tercera Sant Torquat.

En el resto de categorías Bressol del Moble se llevó el premio a los dos mejores ninots, tanto el infantil como el mayor y Sant Torquat se llevó el del mejor llibret.

En Picassent, el primer premio fue para Falla Nord, seguida de Falla Sud y Falla Carrer Nou Estació i Adjacents. L'Ermita ganó en la categoría infantil, seguida de Falla Nord y Carrer Nou Estació i Adjacents.

En la localidad de Benetússer ganó la Falla Joventut y Rajolar, en infantil, que lo celebró por todo lo alto tras más de veinte años aguardando el primer premio.