Las Provincias

Vecinos critican el mal estado del camino entre Xirivella y Pincanya

Una de las zonas del camino afectado por la degradación, junto al polígono de Xirivella. :: v. lópez bondía
Una de las zonas del camino afectado por la degradación, junto al polígono de Xirivella. :: v. lópez bondía
  • La vía, que discurre por la huerta, carece de iluminación, presenta socavones en el asfaltado y es a menudo objeto de vertidos ilegales

El camino que une Xirivella y Picanya, a través de la huerta, es cada vez menos transitable, especialmente para peatones y ciclistas. La vía, con cerca de dos kilómetros de largo, parte desde el polígono de Xirivella hasta la entrada al núcleo urbano de Picanya. Este itinerario, que discurre desde la calle Albufera hasta el camino de Faitanar, en un auténtico camino de obstáculos.

El tramo, rodeado de campos, es principalmente utilizado por los dueños de las huertas, los trabajadores de las naves cercanas y por algunos vecinos de ambas localidades, al ser uno de los recorridos más rápidos entre estos dos municipios de la comarca. Sin embargo, la degradación que sufre todo el trayecto, hace cada vez más insegura su circulación.

A la falta total de alumbrado público, se suman los problemas en su asfaltado y la carencia de señalizaciones de seguridad. Todo ello, se ha agravado con las consecuencias del último temporal, que ha favorecido la aparición de montículos de arena a lo largo de esta carretera.

«La zona no es circulable ni para peatones ni para ciclistas», detalló uno de los vecinos afectados. «No hay ni una farola, lo que hace imposible recorrerla en cuanto anochece, especialmente porque se trata de una carretera de doble dirección». «No es comprensible que no haya ningún soporte lumínico, ni si quiera en el puente que pasa sobre las vías del AVE, que es una infraestructura totalmente nueva», detalló el afectado.

En esta línea, el residente lamentó que «a todo esto hay que sumarle que no hay señalética de seguridad y los arcenes no están arreglados, lo que hace el camino doblemente peligroso, al estar rodeado por acequias, que son poco visibles», advirtió. «Lo mismo pasa con los baches y el mal estado del asfaltado, que está lleno de socavones y pueden causar un accidente con facilidad».

A todas estas deficiencias, hay que añadir que la ubicación es frecuentemente utilizada como vertedero ilegal, obligando a los operarios de los ayuntamientos a intervenir para despejar el camino, con el objetivo de no entorpecer la circulación.

Fuentes del consistorio de Xirivella, aseguraron ayer que «la parte de esta carretera situada dentro de nuestro término se reasfaltó hace seis años y se revisa mensualmente». En esta línea apuntaron que «la zona está más deteriorada desde las últimas lluvias y que varios operarios están retirando los baches que se han generado con el barro de los campos de alrededor». Asimismo, señalaron al ejecutivo de la localidad vecina, «la zona más deteriorada no recae en Xirivella».

Desde Picanya, explicaron que la zona «se trata de una vía interurbana en medio de la huerta que no es demasiado frecuentada». Asimismo, fuentes del ejecutivo recomendaron «circular por otras vías alternativas más seguras, que además cuentan con carril bici». No obstante, apuntaron que «en estos momentos estamos trabajando en un proyecto para mejorar toda la zona».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate