Las Provincias

Hasta la médula con Salva Delhom

Hasta la médula con Salva Delhom
  • El centro de transfusiones de La Fe se ha desbordado por el aluvión de personas que han acudido a la llamada de auxilio de la familia

  • Los padres del joven de Albal con leucemia inician una campaña para encontrar un donante compatible

El joven Salva Delhom, de 17 años y vecino de Albal, no pide dinero, sólo busca un donante de médula compatible al cien por cien que le permita poder recuperarse de la leucemia que padece y saltar de nuevo al campo de fútbol con sus compañeros de equipo «aunque sólo sea para saludar». Para ello, sus amigos más allegados, junto a su familia, han lanzado una campaña en todas las redes sociales, 'Hasta la médula con Salva', con la que, en tan solo dos días, han desbordado el centro de transfusiones de La Fe.

«Las enfermeras nos han comentado que ha habido un momento que se han quedado sin material para extraer sangre», explica su madre, Eva Romero, desbordada por la respuesta de los vecinos de Albal y de otros municipios. «Han venido incluso los miembros de un peña taurina todos juntos a hacerse donantes y eso se agradece mucho», añade.

«No queremos ayuda económica, sólo queremos animar a la gente a que se haga donante para que puedan ayudar no sólo a Salva, sino a otras muchas personas que se encuentran en la misma situación, luchando por su vida», explica. «Hemos recibido llamadas ofreciendo dinero y les hemos remitido a que donen para la investigación de esta enfermedad», apunta.

El Ayuntamiento de Albal se ha volcado con esta causa y ha organizado una jornada informativa para el próximo martes sobre la donación de médula. Además, se ha previsto que en próximos días el centro de transfusiones desplace una unidad móvil hasta el municipio para la extracción de sangre. «Hay mucha gente dispuesta a donar que no puede acudir a La Fe por diversos motivos y esto facilitaría las cosas, ante toda la respuesta que estamos teniendo y que agradecemos enormemente», explica la madre.

Eva Romero también advierte que «hay una falta de información en la sociedad respecto a este tema porque la gente desconoce que, por ejemplo, se puede ser donante a la vez de sangre y de médula y que cuando donas sangre los datos pueden quedar registrados para ello».

Salva lleva seis meses luchando contra una leucemia poco habitual de tipo Linfoma Linfaoblastoide de Células T, que a parte de la enfermedad hematológica ha provocado un tumor en el mediastino que cuando se inflama impide que circule bien la sangre en la parte más alta de su organismo, cabeza y cuello.

Desde que le comunicaron el terrible diagnóstico el pasado uno de agosto, el joven ha vivido prácticamente todo este tiempo en el hospital, sin poder matricularse en segundo de bachillerato, pero sin renunciar a seguir federado como jugador de fútbol en el C.D. Teresianas de Torrent. La visita al médico fue provocada porque se atragantaba habitualmente al comer, de allí lo derivaron al hospital y, tras las pruebas, se descubrió el tumor que le oprime la tráquea y la leucemia.

Han sido meses muy duros para la familia, golpeada por esta enfermedad pero con la esperanza de que el tratamiento con quimioterapia podría evitar el trasplante. «No estábamos preparados para que su salud empeorara como lo ha hecho estos dos últimos días», explica su madre. Aún así, la familia se hizo las pruebas de compatibilidad por si era preciso recurrir a la última opción, «su hermana no es compatible y su padre y yo lo somos al 50%», comenta. El empeoramiento y el avance de la enfermedad dejan por delante un mes más de tratamiento más agresivo para el joven y otro mes para la preparación ante la posibilidad de encontrar una médula compatible al cien por cien para el trasplante.

La gran movilización que ha provocado la llamada de auxilio de la familia también ha influido en el estado de ánimo del enfermo. «El recibir mensajes de apoyo y ver cómo la gente se ha volcado para hacerse donante le ha animado mucho», señala su madre. «Con que saliera alguien compatible con algún enfermo de cualquier lugar del mundo yo estaría satisfecho», apunta Salva.

A pesar de las últimas noticias, la esperanza nunca se pierde y el joven espera volver a saltar al terreno de juego luciendo la camiseta de su equipo, aunque sólo sean cinco minutos. «Es su mayor ilusión y lo hemos hablado incluso con su entrenador para ver si es posible, antes de que acabe la liga. En cuanto mejore un poco, que cumpla su sueño», añade Eva.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate