Las Provincias

Torrent creará un plan de ayudas para rehabilitar casas en el centro histórico

La Torre de Torrent, el epicentro del casco antiguo. :: lp
La Torre de Torrent, el epicentro del casco antiguo. :: lp
  • El pleno aprueba por unanimidad constituir un consejo municipal de Patrimonio e impulsar el proyecto de protección del casco antiguo

Los propietarios de viviendas que se enmarquen dentro del catálogo de edificios protegidos del centro histórico de Torrent podrán optar a un plan de ayudas para rehabilitar de forma total o parcial las edificaciones y una subvención del 95% en el impuesto de construcción, que quedará reflejada en las ordenanzas fiscales.

Esta es una de las propuestas de la moción presentada conjuntamente por PP, Compromís, Ciudadanos y Guanyant, que se aprobó ayer en el pleno, con el apoyo del PSPV tras presentar una enmienda. En ella se recoge, además, la solicitud a la junta de gobierno local de que se ponga en marcha otro plan de promoción municipal de viviendas públicas que implique la rehabilitación de edificios históricos y la construcción de nuevos en los solares ya existentes, con el objetivo de revitalizar esta zona de la ciudad.

El documento aprobado propone la creación de un consejo municipal de Patrimonio local que estará formado por dos técnicos municipales, designados por el área de Urbanismo, el archivero y dos representantes de TAU Centre Històric, todos ellos con voz pero sin voto, y un experto local en patrimonio por cada grupo político. La presidencia será elegida por mayoría absoluta y será rotatoria cada semestre.

Las funciones de este nuevo organismo se centran principalmente en informar sobre cualquier licencia de derribo, obras o de construcción en edificios protegidos de todo el municipio o aquellos que puedan ser susceptibles de serlo por su carácter tradicional o que cuenten con valor patrimonial.

Además, será el encargado de dar cuenta de cualquier modificación futura del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del centro histórico y el catálogo de bienes y espacios protegidos del municipio. En este sentido, en la moción se exige al gobierno local «agilizar los trámites» para la aprobación definitiva de estos documentos y establece ocho meses «como plazo para que se apruebe provisionalmente por el pleno». Este punto se eliminó de la moción por un informe del secretario. De igual forma, y mientras la aprobación de ambos documentos no sea definitiva, el consistorio no podrá conceder ninguna licencia de derribo de edificaciones tradicionales o con valor patrimonial «sin la autorización expresa de la conselleria de Cultura ni de la comisión de patrimonio local».

El objetivo de esta moción es evitar que desaparezcan espacios y edificios de arquitectura urbana y rural emblemáticos mientras se tramita el PEPRI del centro histórico que se aprobó por el pleno en septiembre de 2013 pero en el que únicamente se recogen las construcciones que han sido reconocidas como Bien de Relevancia Local.