Las Provincias

Picassent multa a 30 vecinos por no recoger las heces de los canes de la vía pública

  • La Policía Local ha incrementado los controles para poner fin a una situación que necesita «una solución urgente»

El Ayuntamiento de Picassent quiere poner fin a los excrementos de los canes en la calle. Para ello, a través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, el consistorio está intensificando, desde hace meses, los controles de la no recogida de excrementos en la vía pública y en donde ya se han interpuesto más de 30 denuncias dada la masiva presencia de estos restos.

Desde el ejecutivo han denunciado que «aceras, parques, y calles quedan, día tras día, sucios por la falta de responsabilidad de los propietarios de animales por no recogerlas. Tanto la alcaldesa del municipio, Conxa García, como el concejal de Seguridad Ciudadana, Salvador Morató, resulta «urgente darle solución a los problemas de los excrementos, puesto que recae desgraciadamente en la salubridad pública y también en mejorar la imagen y el paso por nuestras calles, que se ven amenazadas, día tras día, por la presencia de los excrementos».

De acuerdo con la ordenanza municipal, las personas que lleven perros deben impedir que estos depositen sus excrementos en vías públicas (aceras, jardines, paseos , lugares de juego) y, en general, en cualquier lugar destinado al tránsito de peatones. Por eso, en el supuesto caso que los excrementos queden depositados en lugares no permitidos el propietario del animal está obligado a recogerlos, retirarlos en bolsas y depositarlos en las papeleras recolectoras instaladas para esta finalidad.