Las Provincias

Las incidencias por lluvia caen en Paterna tras resolver cuatro puntos inundables históricos

El jefe de la Policía, la concejala de Infraestructuras y el alcalde revisan varios puntos del término, tras las lluvias. :: lp
El jefe de la Policía, la concejala de Infraestructuras y el alcalde revisan varios puntos del término, tras las lluvias. :: lp
  • Obras de canalización y desagüe en Fuente del Jarro, Valterna, Parque Tecnológico y la carretera de Manises resuelven la mayor parte de los problemas en estas zonas

Paterna ha esquivado las últimas lluvias con varios resultados históricos. Las obras de canalización y de desagüe acometidas en algunos de los principales puntos inundables de la localidad han logrado «excelentes resultados» al no producirse prácticamente ninguna incidencia.

El túnel de la segunda fase de Fuente del Jarro ha soportado sin cortes ni colapsos de tráfico las precipitaciones registradas. «El paso se tenía que cerrar al tránsito cada vez que caían cuatro gotas y esta prueba de fuego ha resultado muy positiva. La obra de canalización y desagüe ha sido un verdadero acierto. Ojalá se hubiera hecho muchos años antes», destacó ayer el gerente de la Asociación de Empresarios de Fuente del Jarro (Asivalco), Joaquín Ballester.

Paterna realizó a comienzos de año dos importantes proyectos de canalización y dragado en estos dos parques empresariales. Con una inversión superior a los 200.000 euros, el ayuntamiento acometió el dragado del túnel de la segunda fase de Fuente del Jarro, la única conexión existente entre ambas zonas para más de 400 empresas, proveedores y clientes y mejoró ocho puntos negros del polígono tecnológico, con problemas de inundabilidad, mediante la colocación de rejillas transversales en los puntos con más problemas. Este parque también ha salido airoso de estas últimas lluvias.

Otras zonas donde han caído las incidencias han sido Valterna y la carretera de Manises. El alcalde Juan Antonio Sagredo mostró ayer su satisfacción «por haber reducido a menos de la mitad, y en tan solo un año y medio, los puntos negros inundables del municipio» y avanzó que, una vez completadas las actuaciones en los barrios de Santa Rita y Campamento, «Paterna será un municipio blindado al 100% ante las lluvias».

El primer edil, acompañado por la concejala de Infraestructuras Nuria Campos, visitó ayer las actuaciones de mejora de pluviales realizadas en Valterna, La Canyada y los polígonos industriales y las que se están acometiendo actualmente en los barrios de Santa Rita y Campamento, otras dos zonas que también presentan áreas inundables históricas.

Las lluvias sí han provocado algunos problemas en el sector de Los Molinos y en la zona más baja de La Canyada, en el barranco del Rubio, donde sigue pendiente el proyecto definitivo de encauzamiento. Si bien, «las balsas de laminación también han cumplido su cometido en La Canyada, evitando complicaciones», destacaron fuentes municipales.

El número de incidencias hasta el día de ayer «ha sido muy reducido, a excepción de algunos problemas puntuales en bajos y viviendas particulares», resaltaron fuentes policiales.

Las obras y mejoras realizadas «están dando amplios resultados». También se ha resaltado el «mantenimiento de la red de alcantarillado e imbornales, fruto de la limpieza exhaustiva que realizamos periódicamente y el reasfaltado de calles que hemos llevado a cabo, lo que ha permitido reducir de manera significativa las incidencias y avisos por inundaciones, encharcamientos o desbordamientos», resaltó Sagredo.

El ejecutivo tiene varios proyectos sobre la mesa para desarrollar futuras obras drenantes y mejoras de la red de pluviales con un plan de inversiones municipal que prevé invertir en los próximos meses más de un millón de euros.