Las Provincias

Los bomberos de Sagunto se vuelcan con Diego, un niño con graves daños cerebrales

  • El pequeño se atragantó con un tapón y dejó de respirar durante más de diez minutos

Una vez más, los bomberos del parque de Sagunto han colgado sus trajes en una percha y han posado frente a las cámaras como muestra de solidaridad. Y es que, un grupo de héroes han participado en un calendario para recaudar fondos a beneficio de Diego, un niño de 6 años que sufre graves daños cerebrales.

El Camp de Morvedre continúa volcándose con el pequeño Diego Redondo Roig, un niño natural de Puerto de Sagunto que, con dos años y medio sufrió un atragantamiento con un tapón de los oídos que le provocó una parada cardio-respiratoria durante más de diez minutos. Dicha circunstancia le causó graves daños cerebrales que le mantuvieron durante 6 meses en estado vegetativo. Sus médicos que no veían posibilidad de salvación, le dieron un año de vida. Desde entonces, comenzó se lucha constante por sobrevivir.

Poco a poco Diego ha ido recuperando actividad cerebral, lo que ha supuesto un rayo de esperanza para sus padres, Juan Carlos y Lourdes que recogen tapones de plástico, organizan actos benéficos y cuentan con una asociación sin ánimo de lucro para poder pagar los tratamientos y los viajes que el pequeño necesita constantemente.