Las Provincias

Vecinos de Torrent presentan 367 firmas para llevar el agua potable a las urbanizaciones

Vecinos de Falda de la Sierra, con garrafas que llenan a diario. :: lp
Vecinos de Falda de la Sierra, con garrafas que llenan a diario. :: lp
  • Los populares apuntan que un informe de Aigües de l'Horta propone conectar con el pozo que suministra a Buenavista y Falda de la Sierra

Los vecinos de las urbanizaciones Falda de la Sierra y Buenavista han recogido 367 firmas para solicitar el suministro municipal de agua potable en esta zona de la ciudad, después de que el pozo que les daba servicio agotara sus recursos hace cerca de cinco meses. Desde entonces, los habitantes de estas viviendas han estado buscando soluciones alternativas para cubrir esta deficiencia que, a muchos, les ha obligado incluso a buscar una nueva residencia donde puedan abrir el grifo sin ningún tipo de problema.

La portavoz popular, Amparo Folgado, hizo ayer entrega en el ayuntamiento de las firmas que se han recogido durante cerca de un mes, tras mantener una reunión con los vecinos, y con las que solicitan «una solución a la falta de agua potable y que Aigües de l'Horta asuma el suministro».

En esta entrevista de los populares con el vecindario, la segunda que mantienen con ellos la formación desde que se hizo público el corte de agua, el concejal, José Gozalvo, explicó la solución que se ha propuesto a través de un informe técnico elaborado por la empresa suministradora del casco urbano «para tener agua provisional de forma rápida».

«En el informe de viabilidad técnica se indica que ello, se conectaría Aigües de l'Horta al depósito del pozo que hasta ahora suministraba el agua a Buenavista y Falda de la Sierra para abastecer hasta 120 viviendas», añadió. A este respecto, tanto los ediles populares como los residentes, coincidieron en señalar que esto «debería de ser una propuesta urgente, ya que la solución definitiva sería llegar a un acuerdo con el ayuntamiento para establecer un servicio continuado con la empresa que suministra al casco urbano».

Los populares recuerdan que presentaron una moción para dar una solución a estas urbanizaciones y que «no se incluyó en la orden del día del último pleno ordinario, a pesar de que fue presentada en tiempo y forma». Folgado también añade que «el equipo de gobierno socialista no nos entregó ningún informe que indicara el por qué no se trató», lo que les llevó a denunciar esta situación ante el Síndic de Greuges.

La propuesta popular volverá a presentarse en la sesión plenaria del próximo jueves, en la que el PP está convencido de que «todos los grupos apoyarán la moción para dar una solución a las cerca de 142 familias de la colonia Buenavista y Falda de la Sierra».

Según señalan desde la formación, «los vecinos se han mostrado muy críticos con el actual equipo de gobierno ya que no han dado respuesta rápida y casi cinco meses después de quedarse sin suministro de agua, solo se han movido cuando el PP y los residentes nos hemos movilizado».

No obstante, la directiva vecinal de Falda de la Sierra señaló que el consistorio envió una cuba de agua a la urbanización, tras conocer el corte del servicio, «pero fueron muy pocos los vecinos que se enteraron y, además, el agua estaba muy sucia y solo se podía emplear para tirar de la cisterna. Después de este viaje, ya no volvió».

Durante todo este tiempo, los habitantes de estos núcleos diseminados han alertado de una disminución acusada de vecinos que «antes residían todo el año aquí y ahora han tenido que buscar otras alternativas porque no se puede vivir sin agua y con estas condiciones», como relataron a este periódico.

Los que se han quedado en el vecindario es «porque no tenemos otra opción» y han echado mano de un suministro alternativo, llenando garrafas en la fuente del Mas del Jutge cada día, apurando las ya casi vacías piscinas para lavar los platos o cargar la cisterna e incluso lavar la ropa y ducharse en casa de amigos o familiares.

Tras casi cinco meses del corte del suministro, todavía siguen a la espera de una solución que les permita abrir el grifo y tener agua corriente o que el ayuntamiento coloque fuentes cercanas donde poder proveerse de este preciado bien que tanto echan de menos.