Las Provincias

Las protectoras de Torrent protestan por el traslado de los animales a 168 kilómetros

Los perros en los caniles del refugio de la empresa que ofrece el servicio. :: lp
Los perros en los caniles del refugio de la empresa que ofrece el servicio. :: lp
  • Los animalistas critican que los perros recogidos en la vía pública tengan que viajar hasta la sede de la empresa de recogida en Vinaroz

El traslado de los animales recogidos o abandonados en la vía pública de Torrent hasta el refugio de la empresa adjudicataria, a 168 kilómetros de la ciudad, es uno de los escollos que separan a las protectoras de las acciones que está realizando el ayuntamiento por el bienestar animal en la ciudad.

La mercantil castellonense fue la única empresa que cumplió los requisitos solicitados en el pliego de condiciones del servicio de recogida que elaboró el ayuntamiento torrentino, en el que una de las exigencias es el sacrifico cero, y realiza el servicio desde el mes de septiembre.

Esta fue una de las cuestiones que se pusieron encima de la mesa en la convocatoria organizada por las protectoras locales legalmente constituidas ayer viernes y donde se ofreció una «visión de la realidad» que se vive en Torrent con respecto a esta materia.

«La distancia que separa el centro de la ciudad no nos da tranquilidad, sino todo lo contrario, nos preocupa y mucho», explican en su comunicado, al tiempo que solicitan la creación de un «refugio municipal», «que es lo que le corresponde a Torrent por número de habitantes». «De esta forma podríamos colaborar con ellos en las adopciones e incluso en el cuidado de los animales, cosa que ahora, por los kilómetros que nos separan, es más difícil hacer», matizan.

Esta es la primera asamblea que reúne a los animalistas porque, como señalan, «no nos conformamos con palabras, necesitamos hechos y los necesitamos ya». En este sentido, apuntan como situaciones reales y preocupantes en las que el ayuntamiento debería tomar parte, «la media de entre cinco y seis perros abandonados a la semana» y, además, «las cerca de 35 colonias de gatos que están descontroladas».

Desde SOS Peludetes recuerdan la necesidad de aplicar el método CES (Capturar-Esterilizar-Soltar) en las colonias felinas para evitar que crezcan de forma desproporcionada, ya que cada una de ellas «puede contar fácilmente con cerca de 30 gatos, que aumenta, rápidamente si hay hembras».

«Solo nuestra asociación se encarga de aplicar este sistema con fondos propios de donaciones, además de controlar a los alimentadores pero no podemos llegar a todo», advierten «porque también estamos tratando a los gatos maltratados o con problemas» y piden la «regularización» por parte de la administración local.

Las protectoras critican la falta de campañas de concienciación municipales sobre este tema o en contra del abandono de animales, «solo se hacen para evitar los excrementos de los perros en la vía pública pero no para informar sobre sus derechos».

En este cerca de año y medio de legislatura, el ejecutivo socialista ha creado el consejo municipal de Bienestar Animal, al que precede algunas controversias con las protectoras y en el cual están representadas junto a técnicos del consistorio y componentes de los diferentes grupos políticos.

También está por ver cómo evoluciona la propuesta del equipo de gobierno a la Mancomunidad de l'Horta Sud para la construcción de un refugio que sirva para los municipios de la comarca y con sede en Torrent.

El ayuntamiento envío la propuesta a la entidad, ofreciéndose a buscar una ubicación adecuada, para tener un servicio de recogida de animales de calidad, atendiendo las demandas de los colectivos.