Las Provincias

El PP de Paterna critica que el alcalde «cierre su despacho» a los vecinos

El grupo popular de Paterna criticó ayer, que el alcalde, Juan Antonio Sagredo, «haya cerrado el despacho de alcaldía a los vecinos» y recalcó la obligación del regidor de atender las quejas de los residentes. En esta línea, desde la agrupación apuntaron a que «no se puede convertir la obligación de atender a los vecinos en una campaña de marketing político pagada con medios públicos».

«Es una indecencia que el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, haya hecho de la atención a los vecinos de Paterna un espectáculo» señalaron desde el PP y añadieron que «tenemos constancia de que el alcalde hace meses que ha dejado de recibir a los vecinos que demandan una cita con él para pedirle que atienda sus problemas y reivindicaciones». Desde la formación aseguraron que «son muchos los vecinos que han mostrado ya sus quejas porque en lugar de darles día y hora para atenderlos, se les insta a buscar al alcalde cuando sale a la calle para ser partícipes de su campaña mediática». Al margen de atender en la calle, «es obligación de un alcalde abrir el despacho de Alcaldía para recibir a sus vecinos, de una manera tranquila, discreta y ordenada con cita previa».

Los populares denuncian que «cada salida del alcalde tiene un coste para los vecinos, ya que son operarios de Gespa los que montan y desmontan el escenario que Sagredo utiliza para sus campañas de marketing, excusándose en una atención ciudadana edulcorada».

Sin embargo, desde el ejecutivo recalcaron ayer que la campaña de 'l'Alcalde mes a prop' pretende, precisamente, «abrir a los vecinos un espacio de atención más transparente y directo, barrio por barrio, evitando reuniones de despacho a puerta cerrada que a veces tenían que desconvocarse por motivos de agenda». También «permiten derivar directamente al técnico o a un concejal problemas concretos para resolver la incidencia de manera más rápida y eficaz».